ETA PRESOS

Covite exige repudiar a ETA para cambiar la situación de sus presos

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha exigido hoy "el repudio a ETA como condición mínima" y "fundamental" para "cualquier cambio en la situación de los presos de ETA".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:38

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha exigido hoy "el repudio a ETA como condición mínima" y "fundamental" para "cualquier cambio en la situación de los presos de ETA".

Covite responde de esta manera en un comunicado tras las declaraciones en las que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, señalaba que ahora que ETA ha sido derrotada, se debe revisar la política penitenciaria de los presos de la banda.

"Tiene que ser un repudio individual, en ningún caso colectivo", mantiene Covite, antes de aclarar que "si el acercamiento está orientado a la reinserción, el mínimo exigible para un condenado por terrorismo es el rechazo tajante a la organización a la que perteneció y bajo cuyas siglas ejerció la violencia".

Este colectivo recuerda además a Sánchez que "los herederos políticos e ideólogos de ETA están hoy en las instituciones y que la desactivación de las siglas de la banda terrorista no implica la desaparición de sus objetivos políticos".

"Si el proyecto político totalitario y excluyente que ETA quería imponer por la violencia se impone desde las instituciones, se estará legitimando su trayectoria criminal", afirma Covite.

Respecto a la comisión bilateral sobre el acercamiento de presos de ETA acordada ayer entre Pedro Sánchez y el lehendakari, Iñigo Urkullu, esta asociación de víctimas señala que "la competencia de decidir dónde cumplen condena los presos la tiene el ejecutivo central, no los gobiernos autonómicos" y pide por ello al Gobierno español que explique "por qué discute este asunto con Urkullu".

"Los últimos Gobiernos del PSOE y del PP establecieron condiciones para que los presos de ETA cumplan condena en prisiones cerca de sus domicilios, de manera que la distancia que los separa de sus casas está en sus manos", indica Covite, antes de exigir al Gobierno de Sánchez que, "en aras de la transparencia que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, prometió a las asociaciones de víctimas en una reunión mantenida el jueves pasado, aclare cuáles son las condiciones que va a poner a los internos de ETA para el acercamiento".

Covite se opone asimismo a una eventual transferencia al Gobierno Vasco de la competencia de prisiones porque, según comenta, "los nacionalistas nunca han querido ser carceleros y gestionar la competencia de prisiones".

"Si ahora quieren serlo, es para abrir las puertas de las cárceles. Su preocupación es buscar la vía para ayudar a los etarras encarcelados a salir, es decir, la impunidad. Si se transfieren las competencias de prisiones al Gobierno Vasco, se estarían transfiriendo los derechos de las víctimas a la justicia a los nacionalistas", concluye Covite.

Lo más