CRISIS CATALUÑA (Ampliación)

Convocada Junta de Seguridad, pero falta decidir si se tratan lazos amarillos

La Generalitat y el Ministerio del Interior han acordado celebrar la Junta de Seguridad de Cataluña el próximo 6 de septiembre en Barcelona, aunque aún no hay acuerdo sobre si el orden del día de la reunión incluirá un punto sobre la convivencia y orden público por la retirada de los lazos amarillos.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:06

La Generalitat y el Ministerio del Interior han acordado celebrar la Junta de Seguridad de Cataluña el próximo 6 de septiembre en Barcelona, aunque aún no hay acuerdo sobre si el orden del día de la reunión incluirá un punto sobre la convivencia y orden público por la retirada de los lazos amarillos.

Fuentes del Departamento del Interior han confirmado a Efe que la reunión ha sido pactada para el día 6, que se celebrará en el Palau de la Generalitat y que "aún se está trabajando en el orden del día".

La propuesta de celebrar la Junta de Seguridad de Cataluña la sugirió el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien remitió una carta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, proponiéndole hacerla del 3 al 7 de septiembre.

En esta le proponía, entre otros temas relacionados con la coordinación de la lucha antiterrorista, que la reunión sirviera también para hacer "un análisis general de la seguridad pública en Cataluña", en el que Marlaska quiere abordar la situación de la "convivencia en el espacio público" de la comunidad autónoma por la polémica de la retirada de los lazos amarillos.

Sin embargo, el conseller de Interior, Miquel Buch, contestó al ministro que la Junta de Seguridad de Cataluña, un órgano paritario entre Estado y Generalitat para tratar asuntos de seguridad y coordinación policial que preside el presidente catalán, no debe abordar temas de convivencia y orden público "porque son competencias exclusivas de la Generalitat".

El ministro replicó al conseller en otra carta ayer en la que insistía en la necesidad de hablar de orden público en la Junta de Seguridad de Cataluña porque es competencia exclusiva del Estado.

Por eso, Marlaska mantiene que el primer punto del orden del día de la reunión del día 6 debe ser un "Análisis general de la seguridad pública en Cataluña: Convivencia en el espacio público", en el que se aborden las recientes disputas por la retirada de lazos amarillos y símbolos independentistas.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, aseguró ayer que la Generalitat está abierta a hablar con el Gobierno sobre la convivencia en Cataluña y la polémica de los lazos amarillos, pero no en el marco de la Junta de Seguridad de Cataluña, e insistió en que el orden público en esta comunidad es competencia del ejecutivo catalán y no del Estado.

"Si el Gobierno quiere una reunión para hablar de convivencia, ningún problema", pero "cada tema se tiene que tratar en su foro adecuado", insistió Artadi.

En cualquier caso, la discrepancia no ha frenado la convocatoria de la Junta de Seguridad de Cataluña en cuyo orden del día sí hay acuerdo para hablar sobre varios asuntos de coordinación e intercambio de información policial en materia antiterrorista, entre ellos la integración de pleno derecho de los Mossos en el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Buch también pedirá en la reunión crear un grupo de trabajo para que Europol habilite a los Mossos en el sistema SIENA de intercambio de información policial europeo, así como otro para estudiar la inclusión de los Mossos en el Convenio de Aplicación del Acuerdo de Schengen para que puedan llevar a cabo "persecuciones en caliente".

Lo más