COPE

TRIBUNALES CASTELLÓN

Condenan a 40 años al hombre que mató a puñaladas a su exsuegro en Castellón

La Sección Segunda de la Audiencia de Castellón ha condenado a penas que suman 40 años de prisión al hombre que mató a puñaladas a su exsuegro, conocido por el nombre artístico de Boni, que había utilizado durante su etapa como payaso de circo, y agredió sexualmente a la hija de su expareja. ,Este hombre murió al tratar de impedir que el homicida agrediese sexualmente a su nieta. El condenado, con antecedentes penales por otros homicidios, había acudido a la vivienda de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:48

La Sección Segunda de la Audiencia de Castellón ha condenado a penas que suman 40 años de prisión al hombre que mató a puñaladas a su exsuegro, conocido por el nombre artístico de Boni, que había utilizado durante su etapa como payaso de circo, y agredió sexualmente a la hija de su expareja.

Este hombre murió al tratar de impedir que el homicida agrediese sexualmente a su nieta. El condenado, con antecedentes penales por otros homicidios, había acudido a la vivienda de las víctimas para dañarles como venganza contra su ex compañera sentimental, que le había denunciado poco antes y había roto con él, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

Ambos habían mantenido una relación de dos años que ella decidió finalizar "dada la existencia de una situación de machismo, dominación, sometimiento y desprecio" en la que se encontraba, según refleja la sentencia, que puede ser recurrida en apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV.

El fallo recoge el veredicto por el que un jurado popular declaró al hombre culpable de los delitos de homicidio, por el que la sentencia le impone 15 años de prisión; agresión sexual (9 años); lesiones con instrumento peligroso (5 años); lesiones psíquicas y allanamiento de morada (4 años por cada delito); amenazas (2 años), y quebrantamiento de condena (1 año).

El tribunal establece además una indemnización de 164.000 euros para la viuda, su hija y su nieta, por las lesiones y secuelas físicas y morales que sufrieron tras la muerte de su familiar.

Los hechos considerados probados sucedieron el 27 de marzo de 2018, cuando el condenado envió mensajes telefónicos amenazantes e intimidatorios a su expareja, que se encontraba en una casa de acogida, pese a que tenía prohibido comunicarse con ella en virtud de una sentencia de febrero de 2018 dictada por el Juzgado de lo Penal número 3 de Castellón que le condenaba por un delito de amenazas en el ámbito de la violencia de género.

Ese mismo día, unas horas más tarde, como no consiguió localizar a su ex compañera sentimental, se presentó en la casa de la madre de ella, en el Grao de Castellón. Según la sentencia, el homicida quería vengarse de su expareja haciendo daño a sus familiares.

Al llegar a la vivienda se encontró con su suegra, el compañero sentimental de ésta (Boni) y una hija de 22 años de su expareja. A todos ellos los amenazó de muerte con un cuchillo.

El hombre puso el arma en el cuello de la joven, a la que hirió en la mano y en el pecho y le obligó a que se quitara la ropa para, cuando estuvo completamente desnuda, someterla a tocamientos.

Ante esta escena, Boni salió en defensa de la chica -que no era su nieta biológica- e intentó quitarle el cuchillo al agresor.

Se inició entonces un forcejeo durante el cual el agresor comenzó a darle cuchilladas a la víctima hasta que ésta cayó al suelo. Entonces el condenado se puso encima de él, le clavó reiteradamente el arma y le perforó mortalmente el corazón y el pulmón, entre otras lesiones.

La nieta consiguió huir del lugar y necesitó asistencia hospitalaria para ser intervenida quirúrgicamente de las heridas de la mano. Las tres mujeres víctimas, -la pareja de Boni, su hija y su nieta-, han necesitado tratamiento psicológico por las secuelas emocionales que les generaron los hechos. EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar