INVESTIDURA MADRID

La Comunidad de Madrid tendrá su primer Gobierno de coalición

La investidura de Isabel Díaz Ayuso (PP) como presidenta de la Comunidad de Madrid traerá consigo el primer Gobierno de coalición en la historia de la región, dado que el PP se repartirá el Ejecutivo con Ciudadanos, que ocupará seis de las trece consejerías, incluidos los cargos de vicepresidente y portavoz.,La Puerta del Sol vivirá, por tanto, una situación inédita en la trayectoria democrática de Madrid. Aunque ya ha habido ocasiones en las que el partido gobernante ha r

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:51

La investidura de Isabel Díaz Ayuso (PP) como presidenta de la Comunidad de Madrid traerá consigo el primer Gobierno de coalición en la historia de la región, dado que el PP se repartirá el Ejecutivo con Ciudadanos, que ocupará seis de las trece consejerías, incluidos los cargos de vicepresidente y portavoz.

La Puerta del Sol vivirá, por tanto, una situación inédita en la trayectoria democrática de Madrid. Aunque ya ha habido ocasiones en las que el partido gobernante ha requerido del apoyo de otra formación para conseguir la investidura, en ningún caso se ha llegado a compartir el Ejecutivo.

Ocurrió, por ejemplo, en el segundo y tercer mandato del socialista Joaquín Leguina. En 1987 necesitó la abstención del CDS e IU para gobernar y en 1991 IU tuvo que votar a favor del candidato socialista para que éste pudiera seguir al frente del Gobierno.

No obstante, la Comunidad tiene un largo historial de mayorías absolutas: Leguina (1983), Alberto Ruiz-Gallardón (1995 y 1999) y Esperanza Aguirre (2003 en la repetición electoral posterior al "tamayazo", 2007 y 2011) consiguieron gobernar sin apoyos externos.

En esta ocasión, el PP con Ayuso a la cabeza no sólo no ha conseguido mayoría absoluta sino que no quedó en primer lugar tras las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo, en las que ganó el PSOE y los populares fueron segunda fuerza.

La situación más similar a la actual se vivió hace cuatro años, cuando las elecciones autonómicas depararon una Asamblea con cuatro grupos parlamentarios y cuya primera fuerza, el PP, perdió la mayoría absoluta y obtuvo sus peores resultados desde los tiempos de Alianza Popular.

Cristina Cifuentes tuvo que buscar el respaldo de Ciudadanos, que no forzó su entrada en el Gobierno pero votó a favor de la investidura de la candidata popular, no sin antes conseguir la firma de un acuerdo con 76 medidas.

Ahora, con las fuerzas más equilibradas (en 2015 el PP tenía 48 escaños y Ciudadanos, 17; ahora tienen respectivamente 30 y 26), el partido naranja controlará casi la mitad del Ejecutivo regional, con Ignacio Aguado, futuro vicepresidente y portavoz, como rostro más visible.

Las consejerías del PP serán Presidencia, Interior, Emergencias y Desarrollo Local; Hacienda y Función Pública; Sanidad; Educación y Juventud; Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo; Ordenación del Territorio y Vivienda; y Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad.

Ciudadanos, por su parte, dirigirá las consejerías de: Portavocía, Deporte y Transparencia; Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo; Universidades e Innovación; Asuntos Sociales y Familia; Transportes e Infraestructuras; y Cultura y Turismo.

Además, se dará la circunstancia inédita de que tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid tendrán sendos gobiernos de coalición integrados por PP y Ciudadanos.

Tras el paréntesis de la pasada legislatura, los gobiernos de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid volverán a tener el mismo color, como había ocurrido entre 1995 y 2015, pero en este caso al tradicional monocroma azul del PP se añadirá el naranja de Ciudadanos.

Durante los veinte años anteriores, el PP había controlado simultáneamente ambas administraciones, siempre con mayorías absolutas.

En la Comunidad, los populares encadenaban los mandatos de Alberto Ruiz-Gallardón (1995-2003), Esperanza Aguirre (2003-2012) e Ignacio González (2012-2015).

Mientras, en el Ayuntamiento, habían mandado de la mano de José María Álvarez del Manzano (1991-2003), Gallardón (2003-2011) y Ana Botella (2011-2015).

Anteriormente, entre 1983 y 1989, el PSOE había gozado de un período de dominio de ambas instituciones, con Joaquín Leguina como presidente regional (1983-1995) y Enrique Tierno Galván (hasta 1986) y Juan Barranco (hasta 1989) como alcaldes.

Las elecciones de 2015 depararon un escenario inédito: un partido de nueva creación, Ahora Madrid, consiguió la Alcaldía con el apoyo del PSOE, mientras que en la Comunidad el PP necesitó por primera vez el respaldo externo de otra formación (Ciudadanos) para asegurar la investidura de Cristina Cifuentes.

Ahora, la situación vuelve a ser novedosa, debido a la conformación de sendos Ejecutivos de coalición, pero al mismo tiempo resulta familiar: cuatro años después, Ayuntamiento y Comunidad vuelven a ir de la mano. EFE

jvc/scr/ram

Lo más