PARTIDOS PP (Análisis)

Catalá, una política curtida con la que el PP tratará de recuperar Valencia

María José Catalá Verdet, quien comenzó su andadura en el ámbito local con solo 26 años como alcaldesa de su localidad, Torrent, es la política curtida que ha elegido Pablo Casado para intentar recuperar la Alcaldía de Valencia, una de las plazas importantes para el PP.,Catalá, doctora en Derecho con bagaje político como alcaldesa, consellera, portavoz del Consell y diputada autonómica y nacional, afronta ahora el reto de llegar al gobierno

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:46

Mónica Collado/Loli Benlloch.

María José Catalá Verdet, quien comenzó su andadura en el ámbito local con solo 26 años como alcaldesa de su localidad, Torrent, es la política curtida que ha elegido Pablo Casado para intentar recuperar la Alcaldía de Valencia, una de las plazas importantes para el PP.

Catalá, doctora en Derecho con bagaje político como alcaldesa, consellera, portavoz del Consell y diputada autonómica y nacional, afronta ahora el reto de llegar al gobierno de la tercera ciudad de España, marcada por el mandato de quien fue conocida como "alcaldesa de España", Rita Barberá.

Y tendrá que lidiar con la investigación de nueve de los diez actuales concejales del PP en el Ayuntamiento que, pese a su suspensión cautelar de militancia, siguen en sus cargos en el grupo municipal popular.

La también vicesecretaria de Política Social del PPCV forma parte desde hace unos meses de la gestora del PP en la provincia de Valencia y su nombre estaba en las quinielas para la candidatura a la Alcaldía, junto a los del portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, o el del presidente de la gestora en la ciudad, Luis Santamaría.

Junto con Isabel Bonig, la candidata del partido a la Generalitat Valenciana, Catalá será proclamada oficialmente el sábado, en un acto presidido por el líder del partido, Pablo Casado.

Esta torrentina de pro, que desfila en los Moros y Cristianos de su localidad, donde ha sido miembro de la Unión Musical, y a la que le gusta la música clásica, tocar el oboe, ir al cine, viajar o hacer pilates, intentará que los cuatro años de gobierno de Joan Ribó (Compromís), quien sucedió a Barberá tras 24 años de gestión, sean solo un paréntesis.

De Catalá se destaca su talante dialogante y conciliador, que ha avanzado en su trayectoria pública a la par que proseguía con sus estudios y que da clases en la Universidad, pues asegura que nunca ha querido ser "una política profesional".

Ahora, a esta candidata le espera el enorme reto de recuperar una de las plazas que ha sido emblemática para el PP, con Barberá al frente.

Tras haber perdido la Alcaldía, Barberá pidió la baja del partido cuando era senadora al abrir el Tribunal Supremo una causa contra ella por supuesto blanqueo de capitales, aunque compareció para negar haber cometido delito alguno.

El 23 de noviembre de 2016, dos días después de declarar ante el Supremo, falleció en un hotel de Madrid.

El caso Imelsa, que investiga una presunta trama de corrupción en varias administraciones públicas de la Comunitat Valenciana, en la que supuestamente se cobraban "mordidas" a cambio de adjudicaciones fraudulentas, salpicó de lleno al grupo popular del Ayuntamiento de Valencia.

Los concejales, exediles y asesores y exasesores fueron llamados a declarar por un supuesto delito de blanqueo al haber realizado donaciones de mil euros al partido que les fueron devueltas, supuestamente, en billetes.

Por esta causa siguen investigados (antes imputados) tres años después los concejales del PP María Angels Ramón-Llin, Félix Crespo, Alberto Mendoza, Cristóbal Grau, Vicente Igual, Beatriz Simón, María Jesús Puchalt y Lourdes Bernal, así como otros exconcejales y asesores y exasesores.

En total, por la conocida como pieza A, la del "pitufeo", hay 47 investigados, prácticamente todo el equipo que sustentó a Barberá en sus más de dos décadas al frente de la alcaldía, más el PP como persona jurídica.

Después de tres años, los nueve ediles no han entregado sus actas, se siguen sentando en la bancada popular del hemiciclo municipal y trabajan con integrantes de ese grupo, aunque su acción política se ha reducido prácticamente a su intervención en los plenos, con esporádicas ruedas de prensa y comunicados sobre actualidad política.

Lo más