Calvo cree que es el momento de afrontar una "salida política" para Cataluña y resta importancia a la figura del relator

Calvo cree que es el momento de afrontar una salida política para Cataluña y resta importancia a la figura del relator

Europa Press

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 14:50

Defiende que una mesa de partidos en Cataluña actúe como "complemento" del diálogo institucional entre el Ejecutivo y la Generalitat

El Gobierno asume que ha llegado la hora de empezar a "afrontar" el problema político que se vive con el independentismo en Cataluña y de hablar de "salidas políticas", una vez que en la comisión bilateral Estado-Generalitat ya se ha hablado de cuestiones como las infraestructuras o los desistimientos de ciertos recursos ante el Tribunal Constitucional por invasión de competencias.

Así lo ha reconocido este miércoles la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, que ha aclarado que el marco de diálogo del Gobierno con la Generalitat catalana --también para buscar una salida política a la crisis en Cataluña-- será exclusivamente la Comisión bilateral prevista en el Estatut.

Pero como "complemento" a este diálogo, ha defendido la creación de una mesa de partidos en Cataluña como foro alternativo, "menos riguroso y constreñido" que la Comisión y con participación de más actores en el que puedan sentarse formaciones que no están ni en el Gobierno de España ni en el de Cataluña.

La creación de esta mesa de partidos es fruto del acuerdo alcanzado entre Calvo con sus interlocutores en el Govern, con los que se ha reunido en varias ocasiones en los últimos tiempos: el vicepresidente Pere Aragonés y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Calvo ha comparecido para aclarar el alcance de la polémica figura del "relator" que el Gobierno ha aceptado como coordinador de los trabajos de esa mesa de partidos, un elemento que ha suscitado las críticas no sólo de PP y Ciudadanos, sino también de dirigentes del PSOE, como los presidentes de Aragón, Javier Lambán, o Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

BARONES DESINFORMADOS

Calvo ha enmarcado las críticas en el seno de su partido a la "desinformación" de estos cargos socialistas --que ha asumido como autocrítica-- y ha aclarado que el relator en ningún caso estará presente en las reuniones de la Comisión bilateral Estado-Generalitat, sino sólo en la mesa de partidos. Serán de hecho los propios partidos los que elijan a esta persona, que intentará ayudar al diálogo --convocando las reuniones, orientando los debates y recapitulando lo hablado-- sin remuneración alguna.

No obstante, Calvo ha señalado que la preferencia del Gobierno es que este relator fuera un hombre o una mujer catalana, con conocimiento de la situación territorial en España. La vicepresidenta también ha aclarado que los socialistas estarán representados en esta mesa de partidos por los compañeros del PSC, si bien no ha precisado cuáles serían el resto de formaciones que participarían en este nuevo foro.

La vicepresidenta ha hecho una defensa cerrada de la necesidad de "dialogar" también con quien está en las "antípodas" de uno, como ocurre en el caso de los socialistas y los independentistas. Y ha tildado de irresponsable la actitud que adoptó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, que, en su opinión, no hizo nada para favorecer ese diálogo.

Para dejar claro que el PSOE está igual de comprometido que el PP con la defensa de la integridad territorial de España, Calvo ha recordado que el pacto al que llegaron Pedro Sánchez y Quim Torra en su entrevista del 20 de diciembre en Barcelona fue el de intentar vehicular una salida política al conflicto en Cataluña que cuente con un amplio respaldo entre los catalanes y que respete la seguridad jurídica, esto es, la legalidad vigente. "El Gobierno sólo se va a mover en ese espacio", ha incidido.

NO CABE EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN

Es más, ha recordado que este Gobierno, al igual que el Ejecutivo de Rajoy, dieron muestras más que evidentes de que "el derecho de autodeterminación" no cabe para Cataluña. "En política se puede hablar de muchas cosas pero en un Estado de derecho sólo se pueden hacer las que son legales", ha subrayado.

Tanto a PP como a Ciudadanos Calvo les ha pedido "lealtad" y que dejen de utilizar "la situación compleja de Cataluña en clave partidaria". Y a Ciudadanos en particular le ha preguntado qué ha hecho por Cataluña más allá de haber ganado las últimas elecciones.

"Este Gobierno no quiere escurrir el bulto" en Cataluña, como sí hizo en su opinión el anterior Ejecutivo de Rajoy. "No seríamos un gobierno digno si estuviéramos en una situación irresponsable y escapista y las consecuencias (de esa actitud) las tenemos en lo alto de la mesa", ha advertido en alusión al referéndum del 1 de octubre y la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Del actual líder del PP, Pablo Casado, Calvo ha llegado a decir que se ha situado en la "radicalidad" y el "desbarre", y le ha pedido "altura de miras" para reflexionar por el aumento de los votantes independentistas en Cataluña desde que el Gobierno de Rajoy llegó a Moncloa en 2011.

Calvo ha señalado que "ojalá" que en esta mesa de partidos se sentaran PP y Ciudadanos, y les ha preguntado por qué no han participado en una iniciativa similar creada ya por el president Quim Torra en el Parlament. Sin embargo, Calvo ha destacado que el valor añadido que presenta esta mesa de partidos alternativa es que no la coordinaría Torra, sino la figura del relator.

La vicepresidenta no ha contestado sin embargo a la pregunta de si el Gobierno vería bien que de esta mesa de partidos saliera una propuesta de reforma del Estatut de la que no hayan participado ni PP ni Ciudadanos.

LA PROPUESTA DE LA MESA DE PARTIDOS PUEDE IR A LA COMISIÓN DEL CONGRESO

A la aspiración de los independentistas de que esta mesa de partidos no se circunscriba al ámbito catalán, sino que pase al nivel estatal con participación de partidos de ámbito nacional, Calvo ha considerado que las propuestas que salgan de la mesa de partidos siempre podrían dar ese salto planteándolas en la comisión de estudio de modernización del Estado autonómico que el PSOE impulsó en el Gobierno y que, si bien permanece activa, boicotean la mayoría de los grupos.

Calvo no ha sido capaz de explicar por qué la aceptación por parte del Ejecutivo de la polémica figura del relator llega justo después de que ERC presentase una enmienda a la totalidad a los Presupuestos, un paso que el PDeCat se disponía también a dar.

Según la vicepresidenta, la posibilidad de una mesa de partidos con un relator se habló desde el minuto uno en que Gobierno y Govern catalán comenzaron los contactos para intentar articular este canal alternativo de diálogo al oficial.

Lo más