Boletín

Borrell espera que los acuerdos agrícola y pesquero Marruecos-UE sean "un marco de referencia estable"

Borrell espera que los acuerdos agrícola y pesquero Marruecos-UE sean un marco de referencia estable

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:26

Dice que España quiere ser "puente" entre Rabat y Bruselas para que los europeos se tomen más en serio los problemas del sur

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, confía en que los nuevos acuerdos agrícola y pesquero firmados entre Marruecos y la UE sean "un marco de referencia estable" para los operadores de estos sectores y para que los inversores puedan tomar decisiones con garantías, según ha dicho en una entrevista a la agencia oficial marroquí MAP, con motivo de la visita de Estado de los Reyes a Marruecos.

Precisamente, el pleno del Parlamento Europeo ha dado este martes 'luz verde' a la renovación del acuerdo de pesca, que otorga más de noventa licencias a barcos españoles, y ha descartado la posibilidad de preguntar al Tribunal de Justicia de la UE (TUE) por su legalidad por incluir aguas adyacentes al Sáhara Occidental, en las que se realizan el 90% de las capturas.

Así ocurrió también cuando la Eurocámara dio su visto bueno a la modificación del acuerdo comercial entre la UE y Marruecos para incluir el Sáhara Occidental en su aplicación.

El origen de este conflicto es la sentencia del TUE que dictaminó que no podría aplicarse en este territorio por estar pendiente de descolonización. La Comisión Europea, sin embargo, interpreta que su aplicación puede extenderse al Sáhara si así lo recoge el texto del acuerdo, si se obtiene el consentimiento de las poblaciones afectadas y si beneficia a la población local.

En la entrevista, Borrell deja claro que el Gobierno español quiere hacer el papel de "puente" entre Marruecos y la UE para que los países europeos se tomen más en serio los problemas del Mediterráneo y le dediquen a Marruecos un interés y un apoyo especial.

Así, se muestra confiado en que la UE está empezando a tomar conciencia de la dimensión y la amplitud de los desafíos comunes, especialmente en materia migratoria.

"Estamos convencidos de que el control de los flujos migratorios pasa, por fuerza, por una ayuda europea a Marruecos", afirma, añadiendo que la gestión de las migraciones que hace el país magrebí, que es para él "una carga y una responsabilidad", deriva en beneficios para Europa.

Borrell también ha subrayado la importancia que España concede a Marruecos como lugar de estabilidad política en el norte de África y cómo el Gobierno quiere que la relación con Marruecos sea una política de Estado.

CINCO REUNIONES DE LOS MINISTROS DE INTERIOR

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha subrayado que España considera a Marruecos como "un socio privilegiado de gran importancia" y ha remarcado que, desde que llegó a su puesto en junio se ha reunido ya cinco veces con su homólogo, Abdelouafi Laftit.

Ambos países quieren "trascender las contingencias políticas respectivas y promover una relación de Estado a Estado sobre la base de valores comunes y ambiciones compartidas", ha dicho a la misma agencia la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich.

Borrell y Marlaska forman parte de la delegación que acompañará a los Reyes a Rabat en su visita del miércoles y el jueves, junto con los titulares de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; Cultura y Deporte, José Guirao e Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, además del secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.