Borrell cesará al cónsul honorario en Uzbekistán por participar en una competición deportiva entre Rusia y Crimea

Borrell cesará al cónsul honorario en Uzbekistán por participar en una competición deportiva entre Rusia y Crimea

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:37

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación cesará al cónsul honorario de España en Uzbekistán, Alfonso López Pandiella, por participar en una competición de natación a través del estrecho de Kerch, entre territorio ruso y la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, han confirmado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Según la web 'The Diplomat in Spain', que ha adelantado la información, el suceso, que tuvo lugar el pasado 1 de junio, generó malestar en las autoridades ucranianas. Ni España ni la UE han reconocido la anexión de Crimea por parte de Rusia. Además, Ucrania aplica sanciones a los ciudadanos que entren en territorio ocupado y no les permite la entrada el país durante tres años.

Exteriores dudó de si cesar o no a López Pandiella, justo en vísperas de las vacaciones de verano y del previsible desplazamiento de españoles a Uzbekistán. También por estar convencidos de que no hubo intencionalidad política en su participación en este evento deportivo.

Sin embargo, finalmente se decidió cesarle en sus funciones por "coherencia" con la política española de no reconocimiento de la anexión de Crimea y de defensa de la integridad territorial de los Estados. España y Ucrania se han apoyado mutuamente en este ámbito y el Gobierno español es muy sensible a todo lo que tenga que ver con la integridad territorial.

España, explican las fuentes consultadas, siempre se ha mostrado firme en la defensa del Derecho Internacional y quiere ser coherente en la defensa de sus principios más fundamentales "entre ellos la soberanía e integridad territorial del Estado".

Los cónsules honorarios no pertenecen a la Carrera Diplomática, sino que son ciudadanos que residen en el país donde están acreditados --con frecuencia son nacionales de ese país, pero no en este caso-- y tienen atribuidas menos funciones que los cónsules de carrera.

López Pandiella, gijonés de 40 años, trabaja para la empresa de explosivos Maxam. Aunque confirmó a los periodistas que había participado en la travesía, no quiso hacer comentarios sobre si los organizadores le habían advertido de las consecuencias políticas que podría tener.

Lo más