Borrell advierte de que España no acepta "ultimátums" de EEUU en relación a Irán

Borrell advierte de que España no acepta ultimátums de EEUU en relación a Irán

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:55

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha asegurado este martes que el Gobierno rechaza "toda clase de planteamientos que suene a ultimátum por parte de nadie y también de Estados Unidos", en alusión a las posibles medidas que Washington pueda adoptar a quienes no sigan su línea dura de sanciones hacia Irán.

Un día después de la reimposición de sanciones a la República Islámica, Borrell ha coincidido con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, en criticar estas medidas "unilaterales", que llegan después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, desvinculase a Estados Unidos del acuerdo nuclear suscrito en 2015 con Irán.

España comparte con el resto de socios de la UE sus reticencias a las sanciones estadounidenses, en la medida en que Irán "está cumpliendo con sus compromisos del acuerdo". "Estados Unidos no tiene ningún argumento ni ninguna razón para denunciarlo", ha añadido Borrell, en una comparecencia conjunta con Lavrov tras una reunión en Madrid.

En este sentido, ha señalado que la postura norteamericana "perjudica desde el punto de vista económico y de seguridad" y ha subrayado que la UE "hará todo lo posible para mantener este acuerdo vivo", para que las empresas puedan seguir comerciando como han venido haciendo en los últimos años.

"Estas contigo o estás contra mí pertenece a otra época y España no va a aceptar esta clase de planteamiento", ha dicho Borrell, que ha defendido la "autonomía política" española y europea en este tipo de temas. No obstante, también ha apuntado que está "en el mejor interés" de España mantener buenas relaciones con Estados Unidos, un "socio privilegiado".

LAS SANCIONES "NO SON LEGÍTIMAS"

Lavrov ha considerado que las medidas hacia Irán "no son legítimas", entre otras razones porque el acuerdo nuclear está avalado por una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Al igual que Borrell, también se ha mostrado en contra de "las políticas de ultimátums y de exigencias unilaterales", ya que "no es aceptable" hoy en día.

El ministro ruso ha defendido por tanto la validez del acuerdo nuclear y la necesidad de trabajar por su "continuación", especialmente en lo que se refiere a las relaciones económicas que se han abierto con Irán.

Los dos ministros también han coincidido en sus críticas a la decisión de Estados Unidos de retirarse del Tratado sobre Armas Nucleares de Medio Alcance (INF), suscrito en 1987. En palabras de Borrell, se trata de "un nuevo y grave error" por parte de la Administración de Donald Trump que "va a contribuir a aumentar las tensiones en torno al uso de armas nucleares", por lo que "desde luego" España no está a favor de la medida y "así se lo ha hecho saber" a Estados Unidos.

INJERENCIA ELECTORAL

Por otra parte, el jefe de la diplomacia rusa también ha aprovechado para desmentir cualquier injerencia rusa en las elecciones legislativas que este martes celebra Estados Unidos, una sospecha para la que, según ha recalcado, no existe ninguna prueba. "Son fantasías", ha afirmado, desmarcando a Rusia también de otras supuestas intervenciones externas en otras partes del mundo.

Lavrov ha atribuido a la "rusofobia" las acusaciones recientes contra las supuestas actividades en la sombra de Moscú y ha señalado que "no hay ninguna intervención" en las 'midterms' norteamericanas. "Será el elector estadounidense el que decida lo que va a pasar en su país", ha agregado el ministro.

Lo más