PARTIDOS PP (Previsión)

Borja Sémper abandona la política con un mensaje contra el sectarismo

El presidente de PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha anunciado este martes que abandona la política para abrir una nueva etapa profesional y personal y lo ha hecho con un mensaje contra el sectarismo, en el que ha reivindicado el ejercicio de la política desde el "respeto" y sin convertir los partidos en "trincheras".,El dirigente popular dejará todos sus cargos (parlamentario vasco, concejal en San Sebastián y presidente del PP de Gipuzkoa) en los próximos días, se tr

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:30

El presidente de PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha anunciado este martes que abandona la política para abrir una nueva etapa profesional y personal y lo ha hecho con un mensaje contra el sectarismo, en el que ha reivindicado el ejercicio de la política desde el "respeto" y sin convertir los partidos en "trincheras".

El dirigente popular dejará todos sus cargos (parlamentario vasco, concejal en San Sebastián y presidente del PP de Gipuzkoa) en los próximos días, se trasladará junto a su familia (su compañera es la actriz Bárbara Goenaga) a Madrid y se incorporará en febrero como director de Relaciones Internacionales de la multinacional Ernst & Young.

Su marcha ha generado multitud de reacciones, muchas de ellas desde el propio PP, que le ha deseado la mejor suerte y ha agradecido los 25 años de dedicación al partido y a la política en el País Vasco, gran parte de ellos ejercidos en los años más duros de terrorismo de ETA.

El dirigente popular ha insistido, en una rueda de prensa, en que los motivos de su marcha son "mayoritariamente" personales y no ha deslizado ni un solo reproche al PP, un partido que, ha dicho, le ha permitido siempre expresarse con "libertad".

Sémper sí ha admitido que "el clima político general" no es de su agrado, porque considera que los adversarios "no son enemigos" y porque rechaza "la política de trincheras, que se empeña en levantar muros".

Ha rechazado que la situación interna del PP le haya empujado a abandonar la política, ni tampoco los pactos con Vox o ninguna circunstancia similar, mientras que, por el contrario, ha expresado en varias ocasiones su agradecimiento a la formación conservadora, en la que, "con sus matices", ha podido expresarse libremente.

Su reproche no ha sido para el PP, en el que seguirá militando, sino hacia el clima político "general" de confrontación. "Me incomoda mucho un clima de confrontación permanente en política", ha dicho el dirigente popular, quien ha confesado tener la "amarga sensación de que la política transita por un camino poco edificante".

Ha defendido la "discrepancia sana y necesaria", ha añadido que la "dialéctica política tiene que ser alentada", pero no "la política de trinchera, que se empeña en levantar muros", tras lo que ha manifestado que, "si alguien cree que esto afecta a un solo partido, se equivoca".

"Un partido político no es una secta, es un lugar en el que personas que comparten una serie de principios fundamentales deciden unirse para defender el interés general, a través de sus principios. Que haya matices, discrepancias, incluso choques, debería ser saludado como algo sano: si no, estamos convirtiendo los partidos políticos en trincheras, en espacios cerrados, en cajas de resonancia que solo pretenden convencer a los ya convencidos", ha reflexionado.

"Es un camino por el que empieza a transitar la política española de manera preocupante y tenemos que poner pie en pared para que no siga así, y creo que hay mimbres para que podamos corregir esta deriva", ha abundado, tras lo que ha aclarado que esto "no es lo que determina el fin" de su carrera política.

Sémper comunicó su decisión a sus "dos presidentes", Pablo Casado y el líder del PP vasco, Alfonso Alonso, a quienes ha agradecido su "afecto y comprensión".

El propio Casado, en su cuenta de Twitter, ha agradecido a Sémper sus 25 años de dedicación y ha destacado que "arriesgó su vida para defender la libertad frente a los terroristas", al tiempo que le ha expresado que el PP "siempre será" su "casa".

Por su parte, el líder del PP vasco, Alfonso Alonso, ha manifestado que ha sido "un honor" defender junto al político guipuzcoano un País Vasco "más libre", al tiempo que ha expresado su "agradecimiento" a su "amigo y compañero".

El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, uno de los últimos representantes de la generación de jóvenes militantes populares que entraron en el partido bajo el influjo de Gregorio Ordóñez que se mantiene en la primera línea política, ha afirmado que Sémper ha sido "una persona muy importante en el partido" y seguirá siendo "una referencia" para todo el PP vasco.

En términos similares se ha expresado el presidente de la Xunta de Galicia y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien se ha mostrado seguro de que Sémper, a quien ha definido como "un buen compañero", seguirá "defendiendo las tesis" del partido en el País Vasco.

Desde otros partidos se ha vinculado el adiós de Sémper con la "deriva" del PP, tal y como ha hecho el secretario general del PSE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, quien ha destacado que "las circunstancias políticas y el discurso del PP cada vez casaban menos con su manera de ver la política".

Desde Vox, un partido que ha sido muy crítico con la forma de pensar de Sémper, su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros ha dicho que "es obvio que en el PP los socialdemócratas son muchos y cada vez más influyentes", aunque ha reconocido al político guipuzcoano que "se jugara la piel en el País Vasco en los años de plomo".

Lo más