COPE

El boicot a Vox en las instituciones: turnos más breves, ausencia de veto o exclusión de las comisiones

Partidos de la izquierda, nacionalistas e independentistas han trazado un cordón sanitario a los de Abascal que se extiende desde el País Vasco hasta Cataluña y llega al Congreso

Abascal y otros dirigentes de Vox en el Congreso. (EFE)

Abascal y otros dirigentes de Vox en el Congreso. (EFE)

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 31 mar 2021

El PSC, los partidos independentistas y En Comú Podem han comenzado a desenredar el "cordón sanitario" con el que pretenden aislar a Vox en el Parlamento de Cataluña. De hecho, un nutrido grupo de diputados abandonó el pasado viernes el auditorio de la Cámara cuando el líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, tomó la palabra en el marco de la primera sesión del debate de investidura del candidato de ERC, Pere Aragonès.

Estos grupos dejaron una representación mínima dentro del auditorio, que sustituye al hemiciclo como escenario del debate plenario para garantizar las medidas de seguridad sanitarias que impone la covid. Solo se quedaron Aragonès y los líderes de PSC y Junts en el Parlamento autonómico, Salvador Illa y Albert Batet. El único grupo que se ausentó completamente fue la CUP.

Además, la diputada de Esquerra Jenn Diaz le mostró a Garriga un cartel con una esvástica cuando se dirigía a su escaño tras finalizar su intervención. Un cartel que también se pudo ver en algún escaño vacío de la bancada de ERC.

De hecho, fue el pasado 3 de marzo cuando los diputados del PSC, ERC, JxCat, la CUP y En Comú Podem, que suman 115 de los 135 escaños del hemiciclo, se reunieron para elaborar un protocolo contra el discurso de Vox. El PP y Cs decidieron mantenerse al margen de esta estrategia.

Vista de las sillas vacías de los diputados de la CUP durante la intervención del líder de Vox, Ignacio Garrig

Vista de las sillas vacías de los diputados de la CUP durante la intervención del líder de Vox, Ignacio Garriga, en el debate de investidura del candidato de ERC Enric Fontcuberta / EFE

MODIFICACIÓN DEL REGLAMENTO EN EL PAÍS VASCO

Amaia Martínez, la única parlamentaria de Vox en el Parlamento del País Vasco, también ha denunciado el vacío que algunos partidos le están haciendo. Al comienzo de la legislatura quedó clara la intención de todas las formaciones, salvo PP y Cs, de reducir a la mínima expresión el protagonismo del partido de Santiago Abascal. No en vano, ya en agosto, antes de investir lehendakari a Iñigo Urkullu, los cuatro principales partidos, PNV, EH Bildu, PSE y Elkarrekin Podemos-IU, unieron sus votos para modificar el Reglamento a fin de que Vox dispusiese de turnos de intervención más breves y de limitar su capacidad para presentar iniciativas parlamentarias, además de contar solamente con un asesor de grupo. Esta decisión fue recurrirla por Vox ante el Tribunal Constitucional por considerarla "fascista y totalitaria".

"El Parlamento Vasco ha impuesto hoy un cordón sanitario para amordazar a Amaia y eliminar a Vox. Las mismas prácticas totalitarias que acompañaban con plomo, pero ahora con el apoyo del PSE. Recurridos hoy los acuerdos de la Mesa. Nos veremos en el TC. Y ante la justicia penal", denunció entonces Abascal en Twitter.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Un ejemplo muy plástico de esta situación se produjo el pasado octubre, cuando la parlamentaria de Vox defendía su primera iniciativa en el pleno. Proponía crear un protocolo para que la Ertzaintza investigue los homenajes a los presos de ETA en el País Vasco. Cuando fijó su postura, el PSE y Podemos decidieron dejar correr su turno de palabra. De esta forma, decidirán "día a día" si utilizan la réplica o ni siquiera toman postura ante cualquier iniciativa que presente el partido que lidera Santiago Abascal. Por su parte, el PNV y EH Bildu no participarán durante toda la legislatura en los debates que lleve al pleno Martínez.

Además, la presidenta de la Cámara de Vitoria, Bakartxo Tejería (PNV), llamada a garantizar la neutralidad en el legislativo del País Vasco, ha decidido asumir las declaraciones formalizadas por PNV, PSE, Podemos y Bildu como declaraciones de la Presidencia para sortear el veto de Vox. El resultado es que serán aprobadas pese al desmarque del partido de Abascal. Todo después de que Vox hiciera imposible una declaración institucional de la Cámara sobre la violencia de género, pues este tipo de iniciativas precisan de la unanimidad de todos los grupos para salir adelante.

La representante de Vox, Amaia Martínez. / EFE

La representante de Vox, Amaia Martínez. / EFE

FUERA DE LAS COMISIONES DEL CONGRESO

Con la constitución del Congreso el pasado febrero, apenas un mes antes de la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus, Vox también fue excuido de las mesas de las comisiones de la Cámara Baja, de lo que culpó al PSOE, a Unidas Podemos y también al PP. Pese e ello, hay tres excepciones, pues dos diputados de Vox ejercen las secretarías de las comisiones de Peticiones y del Estatuto del Diputado, si bien sus cometidos son atípicos ya que se refieren a la gestión de asuntos internos y sus reuniones, por lo que son a puerta cerrada. Tal es su particularidad que las mesas de ambas comisiones las integran un presidente, un vicepresidente y un secretario, es decir, tres diputados en vez de cinco, como es habitual en todas las demás.

También está un representante de Vox en la Comisión de Reglamento, encargada de tramitar las reformas en el articulado del texto que rige la Cámara. Pero la Mesa es la misma que la del Congreso, en la que Ignacio Gil Lázaro representa a Vox.



Las 21 mesas de las comisiones legislativas están repartidas en 21 presidencias, 42 vicepresidencias y 42 secretarías. Ninguno de estos 105 cargos, esenciales para el control de la agenda legislativa del Congreso, está ocupado por alguno de los 52 diputados de Vox.

El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, y el secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, acusaron de este vacío al PP, formación con la que gobiernan en comunidades como Madrid, Murcia o Andalucía gracias al apoyo parlamentario de los de Santiago Abascal.

Ignacio Gil Lázaro, diputado de Vox

Ignacio Gil Lázaro, diputado de Vox

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Inglaterra-Escocia

Escuchar