El bloque de izquierda suma seis de los nueve puestos de la nueva Mesa del Congreso, frente a los tres de PP y Vox

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 16:25

Ciudadanos se queda fuera, pero el PSOE tendrá que contar con PP o Vox en votaciones en las que discrepe con Unidas Podemos

El PSOE y Unidas Podemos han logrado hacerse con seis de los nueve puestos de la nueva Mesa del Congreso, que ha sido constituida este martes, con lo que el bloque de izquierdas dobla al de derechas en el órgano de gobierno de la Cámara, ya que el PP y Vox únicamente han conseguido tres asientos entre los dos. Eso sí, los socialistas necesitarán al PP y o a Vox en votaciones en las que discrepe respecto a Unidas Podemos, que en este órgano ocurren a menudo.

En concreto, el PSOE se ha hecho con tres puestos (la Presidencia, una vicepresidencia y una secretaría), Podemos ha logrado una vicepresidencia y una secretaría y su confluencia catalana, En Comú, ha retenido la secretaría que ya tenía en la anterior legislatura.

De su lado el PP ha conseguido los dos puestos que le correspondían por sus 88 diputados (una vicepresidencia y una secretaría), Vox sólo se ha alzado con una vicepresidencia y Ciudadanos ha quedado fuera de este órgano.

En comparación con la anterior legislatura, la izquierda gana un puesto de manera que ahora suma seis de los nueve votos, frente al reparto de cinco a cuatro que había hasta el pasado mes de mayo en el órgano que da el visto bueno conforme al Reglamento para la calificación de iniciativas y decide sobre los plazos para la presentación de enmiendas a las leyes.

BATET REELEGIDA

La socialista catalana Meritxell Batet ha sido reelegida presidenta del Congreso, en la segunda votación al imponerse a la 'popular' Ana Pastor. Batet ha recibido el apoyo del PSOE, Unidas Podemos y otros partidos como PNV, Coalición Canaria, Nueva Canarias y el Partido Regionalista de Cantabria.

En las votaciones para las Vicepresidencias, el más votado ha sido el socialista andaluz Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que asciende a este puesto desde la Vicepresidencia Segunda que ocupó en la anterior legislatura. Será el encargado de dirigir los Plenos en los momentos en los que Batet se ausente.

La segunda Vicepresidencia ha recaído en la 'popular' Ana Pastor, quien presidió el Congreso entre julio de 2016 y mayo de 2019. En la recién terminada legislatura fallida ejerció como vicepresidenta tecera y ahora escala un puesto. Ha recibido el apoyo de su grupo más los diputados de Unión del Pueblo Navarro, Foro Asturias y Ciudadanos, que no ha promovido candidato a las Vicepresidencias.

La que sale perdiendo en el escalafón en comparación con la legislatura anterior es la dirigente de Podemos, Gloria Elizo, que hasta ahora estaba en la vicepresidenta primera y a partir de este martes ocupa la tercera.

UN EXPERIMENTADO EXDIPUTADO DEL PP REPRESENTARÁ A VOX

De su lado, Vox ha conseguido entrar en la Mesa y su diputado Ignacio Gil Lázaro se sentará en el sillón de vicepresidente cuarto. El diputado por Valencia es veterano en el Congreso, donde recaló en 1982 y repitió hasta la décima legislatura (2011-2016), salvo el paréntesis de la cuarta, que estuvo en el Senado.

Gil Lázaro vuelve a así a la Mesa del Congreso en la que ya desempeñó distintos cargos entre 2004 y 2015. Pero ahora lo hace en representación de Vox, con quien regresó al Palacio de la Carrera de San Jerónimo tras las elecciones del pasado 28 de abril.

El cordón sanitario a los de Santiago Abascal que anunciaron el PSOE y Unidas Podemos y al que se habían sumado el PNV y Más País, finalmente no se ha llevado a término en la votación de las Vicepresidencias. Al final únicamente se han presentado cuatro candidatos para otros tantos puestos en liza, lo que ha permitido que Vox no tuviera competencia y haya podido adjudicarse un puesto únicamente con sus 52 votos.

Por contra, en la votación para las Secretarías sí se ha activado el boicot a los de Abascal y se han quedado sin el puesto al que aspiraba José María Figaredo. Tampoco ha entrado el diputado de Ciudadanos, José María Espejo, que sólo ha contado con el apoyo de los diez diputados naranjas y parte de los del PP.

DOS PUESTOS PARA PODEMOS Y UNO PARA EN COMÚ

Los dos se han quedado fuera porque el PSOE y Unidas Podemos han promovido la candidatura del diputado morado por Murcia Javier Sánchez Serna, que les ha superado en votos. En esa primera votación para las Secretarías se ha producido un empate entre la socialista balear Sofía Hernánz y el común Gerardo Pisarello, lo que ha obligado a votar otra vez para dirimir cómo se repartían los dos primeros puestos.

Al final Pisarello se ha alzado con la Secretaría Primera, en virtud del pacto entre morados y socialistas. Repite así en la responsabilidad que tuvo en la anterior legislatura, igual que Hernanz, parlamentaria de la confianza de Pedro Sánchez, que ha logrado retener la Secretaría Segunda.

La Secretaría Tercera la ocupa el candidato 'sorpresa' de la jornada. Sánchez Serna, que es diputado desde 2016, se estrena en este cargo institucional tras haber ejercido como portavoz de su grupo en la Comisión de Educación de la Cámara. Es miembro del Consejo Estatal de Podemos.

Sánchez Serna ha logrado arrebatar al 'popular' Adolfo Suárez Illana la Secretaría Tercera que ocupaba hasta ahora y le ha desplazado hasta la cuarta, un puesto que en la anterior legislatura ocupaba Patricia Reyes, diputada de Ciudadanos que no logró revalidar su escaño en las elecciones del 10 de noviembre.

Con esta nueva composición, la Mesa del Congreso pierde en representación femenina, puesto que hay una mujer menos y un hombre más que en la XIII Legislatura. Aunque tanto la Presidencia como la Vicepresidencia Primera siguen en manos de diputadas, ahora la proporción es de cinco varones frente a cuatro mujeres.

LOS QUE MÁS COBRAN DE TODA LA CÁMARA

Los miembros de la Mesa del Congreso son los que cobran los mayores complementos salariales de la Cámara, que se suman a la asignación constitucional que reciben todas sus señorías (ahora fijada en 2.981,86 euros) y a la indemnización para cubrir gastos que es de 917,03 euros para los elegidos por Madrid y de 1.921,20 para los de las demás circunscripciones.

Así, la que más cobra es la presidenta de la Cámara, que percibirá un bruto mensual de 14.597 euros, al sumar a las cantidades ya citadas, un total de 9.694,35 euros en complementos (3.257,24 por su puesto en la Mesa, 3.537,11 para gastos de representación, y 2.900,12 para gastos de libre disposición).

Los cuatro vicepresidentes cobrarán un total de 3.106,02 euros en complementos por sus respectivos puestos, mientras que en el caso de los secretarios éstos ascenderán a un global de 2.589,05 euros que habrán de añadir al sueldo base y a las indemnizaciones que les correspondan.

Lo más