• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Ayuso ve en la "rancia" coalición de PSOE-Podemos el "empobrecimiento" con un programa que quiere "aniquilar" España

Ayuso ve en la rancia coalición de PSOE-Podemos el empobrecimiento con un programa que quiere aniquilar España

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:30

"En su camino de crear ciudadanos de primera y de segunda, se van a encontrar con Madrid", asegura

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sostenido este jueves que la coalición de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos "es la más rancia de todos los ejecutivos emanados de las urnas" en España al buscar el "empobrecimiento" generalizado disfrazado de buenas intenciones y contar con un programa de Gobierno que busca "aniquilar" una nación histórica.

"La izquierda no busca soluciones, sino culpables, bajo la consigna de que ellos pueden hacer lo que quieran, que todo les está permitido. Y digo más: la izquierda prefiere antes el mal para el contrario porque en ello radica su satisfacción", ha lanzado en un desayuno informativo, organizado por Europa Press celebrado en Madrid.

Para Ayuso, este 2020 "no ha comenzado bien" dado que el país está abocado "a la inestabilidad económica, a la institucional, a la política y, sobre todo, a la social". Así se ha demostrado, a su parecer, con el discurso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su investidura y las réplicas de sus socios.

"El 5 de enero mientras España entera asistía a una polarización del Parlamento hacia la izquierda radical, Sánchez pedía concordia y mesura a los portavoces del centro derecha. No es congruente que desde la radicalidad de la izquierda se ordene silencio a los demás, que es lo que pretenden", ha subrayado, al tiempo en el que ha deslizado que ahora defender la Constitución parece que es "pertenecer a la resistencia".

La dirigente madrileña ha remarcado que se ha asistido "a un ataque contra la unidad de España" ante un presidente del Gobierno que "no ha defendido la soberanía de todos los españoles, que no ha impuesto la Ley en Cataluña, y que entiende que las instituciones públicas son organismos para okupar, con ka, siguiendo la histórica estela de la izquierda radical". El ejemplo, para la presidenta, ha sido el nombramiento de la nueva fiscal general del Estado, Dolores Delgado.

La jefa del Ejecutivo autonómico considera que Sánchez "ha introducido a España en una espiral alocada de incertidumbre", que en su discurso ya puso en la diana "dos instituciones fundamentales del capitalismo: la economía de mercado y la supremacía de la ley".

"UN CANTO A UNA ESPAÑA DIVIDIDA EN DOS"

Además, ha sostenido que el pacto del PSOE con Unidas Podemos, el de ERC, el del PNV y el que ha firmado con el resto de fuerzas minoritarias son "un canto a una España dividida en dos: en una parte, los que son necesarios para que Sánchez siga en La Moncloa; en la otra, los que pensamos distinto".

Ayuso ha manifestado que "las enormes transferencias de riqueza y de poder hacia sus regiones aliadas van a ir en contra del resto del país". "En su camino de crear ciudadanos de primera y de segunda, se van a encontrar con Madrid", ha asegurado.

Así, ha anunciado que ante ello se impondrá "el imperio de la ley" y que irán "de la ley a la ley y por todos los poderes e instancias que sean necesarias", siempre a favor de los ciudadanos.

EL CAMINO DE "LA DESOLACIÓN"

Por su parte, la presidenta de la Comunidad ha sostenido que "cada vez resulta más evidente" que no se puede "dejar la España próspera y llena de ilusión sólo en manos del Gobierno central".

"Nosotros, desde los gobiernos regionales y locales también tenemos la responsabilidad de construir un futuro mejor para las próximas generaciones, sin olvidar nuestra lealtad al Estado, ha apuntado.

Para ello, considera necesario recuperar "la vertebración territorial, la responsabilidad individual y la defensa de la propiedad privada" como pilares de las políticas. A su juicio, cualquier otro camino les lleva al mismo destino que ha elegido Sánchez para su gobierno "intervencionista y liberticida: la desolación".

Lo más