SENTENCIA CONDUCTORES

TC avala que los conductores de autocar ejerzan de policía administrativa

El Tribunal Constitucional ha avalado la ley del Parlament que confería la condición de agente de la autoridad con funciones administrativas al personal de las empresas de transporte de viajeros por carretera, al entender que no invade competencias estatales en materia penal ni de seguridad pública.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:27

El Tribunal Constitucional ha avalado la ley del Parlament que confería la condición de agente de la autoridad con funciones administrativas al personal de las empresas de transporte de viajeros por carretera, al entender que no invade competencias estatales en materia penal ni de seguridad pública.

En su sentencia, el alto tribunal desestima la cuestión de inconstitucionalidad que presentó la sección novena de la Audiencia de Barcelona contra una disposición de una ley del Parlament de 1987 que establecía que los empleados de empresas de transporte por carretera ostentaban la condición de agente de autoridad en el ejercicio de sus funciones.

La sentencia sostiene que la norma catalana cuestionada se limita a atribuir la condición de autoridad al personal de autocares a los efectos de ejercer "funciones de policía administrativa" sobre los mismos, por lo que están obligados a dar cuenta de las infracciones que detecten a los órganos competentes para que impongan las sanciones oportunas.

En opinión del TC, esa atribución a los conductores de autocares no implica "la participación directa o indirecta en el ejercicio de potestades pública o en la salvaguardia de los administraciones públicas", por lo que no vulneraría el principio de proporcionalidad ni invadiría competencias del Estado.

Según precisa la sentencia, la norma cuestionada "restringe su ámbito de actuación al puramente administrativo", a diferencia de la ley que atribuye la condición de agentes de la autoridad a los interventores ferroviarios a los efectos de exigir responsabilidades penales a las personas que los ataquen.

También descarta el Tribunal que la ley vulnere la competencia estatal en materia de seguridad pública, dado que reconocer la condición de personal de transporte de viajeros "no lo es en el sentido de policía gubernativa sino en el estricto sentido de vigilancia de la observancia por los usuarios. Particularmente, en lo referido al control de la posesión por los viajeros de un título válido de transporte", añade la sentencia.

Lo más