CASO NIEMEYER

La Audiencia ve innecesaria la declaración de Woody Allen en el caso Niemeyer

La Audiencia de Asturias ha rechazado la declaración del cineasta Woody Allen como testigo del caso Niemeyer, al considerar "innecesario" su testimonio para dilucidar las posibles responsabilidades penales del ex director general del complejo cultural de Avilés, Natalio Grueso, y su exmujer.,El tribunal de la Sección Tercera estima que la declaración de Allen es irrelevante para la causa por la que Grueso y su exesposa, J.P., se sentarán en el banquillo de los acusados por

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:23

La Audiencia de Asturias ha rechazado la declaración del cineasta Woody Allen como testigo del caso Niemeyer, al considerar "innecesario" su testimonio para dilucidar las posibles responsabilidades penales del ex director general del complejo cultural de Avilés, Natalio Grueso, y su exmujer.

El tribunal de la Sección Tercera estima que la declaración de Allen es irrelevante para la causa por la que Grueso y su exesposa, J.P., se sentarán en el banquillo de los acusados por su supuesta participación en el desvío de fondos públicos, por la que afrontan, respectivamente, una petición fiscal de 11 años y 2 años y 6 meses de prisión.

Los magistrados explican, a través de un auto, fechado el pasado mes de noviembre, que su rechazo a esta prueba testifical se debe a que en el juicio se analizará la supuesta complicidad de J.P. en la posible conducta de malversación de caudales públicos durante la etapa de gestión de su ex marido y no sus relaciones de amistad.

Para la Sala, es intrascendente la aportación de Allen porque alega que no se ha cuestionado las relaciones que J.P. mantiene "con diversas personalidades del ámbito de la cultura internacional", ni tan siquiera que las mismas hubieran propiciado la intervención de algunas de ellas en el ámbito de las actividades de la Fundación Niemeyer.

Los hechos que puede relatar el cineasta neoyorkino sobre su relación con Natalio Grueso y J.P. no constituyen "el objeto de debate", advierte el tribunal en el auto al que ha tenido acceso Efe, sin que se haya determinado en qué medida su testimonio puede afectar al derecho de defensa.

El abogado Luis Tuero, que ejercita la defensa de J.P., había propuesto las declaraciones del cineasta Woody Allen y el cantautor catalán Joan Manuel Serrat, en la vista oral sobre las cuestiones previas del juicio, celebrado el pasado mes de noviembre.

La defensa había aportado una carta de Woody Allen y su mujer Soon-Yi Previ, donde explicaban que conocían a J.P. y Grueso desde 2002, cuando visitaron Asturias para recibir el Premio Príncipe de Asturias a las Artes y detallaban viajes por actividades relacionadas con el Centro Niemeyer.

Entre otros viajes, relataban los efectuados a Barcelona y Oviedo durante el rodaje de "Vicky, Cristina, Barcelona" (2007) y el estreno de la película; una estancia en Granada, en 2008, para la gira de la banda de Allen; otras cinco visitas a Nueva York, entre 2008 y 2017, y la inauguración, en 2008, de la Ópera "Gianni Schicchi" en Los Ángeles.

Asimismo, exponían que habían coincidido en las presentaciones de las películas "Conocerás al hombre de tus sueños", en 2010, en Cannes y Avilés; de "El sueño de Cassandra", en Venecia, en 2007, y el estreno de "Si la cosa funciona", en Londres, en 2009.

El tribunal ha desestimado, igualmente, la testifical de Joan Manuel Serrat al remitirse a la jurisprudencia que señala que el juez no está obligado a admitir todos los medios de prueba que cada parte estime pertinente, sino los que el juzgador valore "libre y razonablemente como tales". Las testificales solicitadas por J.P. se representan "innecesarias", señala en el auto.

Tuero había aportado otra carta de Serrat donde exponía su amistad con Grueso y J.P. así como su coincidencia con ambos en actividades promovidas por el Centro Niemeyer como en un concierto en el Teatro Palacio Valdés, en 2009, y "El debate en tiempos de crisis", en 2011.

El juicio por el caso Niemeyer, donde también serán juzgados el exjefe de producción del Niemeyer, el secretario de la Fundación y un agente de viajes, que afrontan penas de entre un año y medio y 8 años de cárcel, se celebrará el próximo mes de febrero de 2019.

Lo más