Boletín

El archivo histórico de José Manuel Soto que retrata las tesis independentistas sobre la Diada

La afluencia de personas en la manifestación ha sido la más baja en el último lustro, con 600.000 asistentes

Se confirma el primer caso de listeria en Castilla LA-Mancha por consumo de la carne de Margrudis

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:02

El independentismo catalán ha pinchado este. Apenas 600.000 personas asistieron a la manifestación del 11 de septiembre con motivo del Día de la Comunidad, la afluencia más baja de los últimos años. El día ya comenzó en un clima de tensión entre los dirigentes separatistas, después de que durante las ofrendas florales al monumento de Rafael Casanova sonara el himno de España. Los Mossos d'Esquadra identificaron a dos personas que hicieron sonar el himno a todo volumen, y les abrieron un acta por interferir un acto público autorizado.

Uno de ellos, Juan Rivas, pasó por los micrófonos de 'La Linterna'. Fue quien le dio al 'play', y declaró: “Nos ha cortado hasta la luz y nos han obligado a abandonar la habitación. Nosotros hemos dicho que no nos íbamos a ir porque la habitación estaba ya pagada. A los minutos han subido los Mossos d'Esquadra y nos han identificado, como ya lo han hecho en más de una ocasión para meternos miedo, pero cada vez menos miedo”. Rivas señaló que forman parte de 'La Resistencia', concepto que aclaró al final de la entrevista: "Nos pasan cosas de estas a diario. Nos hacen unas identificaciones como si fueramos 'yihadistas'. Cuando los vemos venir nos falta ponernos el carnet de identidad en la boca". 

En los últimos días, previos a la festividad, una de las polémicas ha sido el origen de la Diada que, como otros tantos símbolos, los independentistas han secuestrado para apropiárselo. Los historiadores nacionalistas dicen que la Guerra de Sucesión (1701-1714) que enfrentó a partidarios de Felipe V con los del archiduque Carlos fue una guerra de España contra Cataluña. La prueba, dicen, es la resistencia del “pueblo catalán” al “invasor” castellano, cuando la división fue entre españoles: Madrid fue austracista, por ejemplo, mientras Tarragona fue borbónica. No fue un conflicto de identidades nacionales, sino por proyectos dinásticos.

El indepentismo catalán insistía además en que el bando de los Tres Comunes el 11 de septiembre llamaba a los catalanes contra la invasión hispano-francesa. Sin embargo, el bando animaba a “todos como verdaderos hijos de la Patria, amantes de la Libertad” a derramar “su sangre y vida por su Rey Carlos, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España” para no ser “esclavos” de Francia. Un estracto del bando de Rafael de Casanova, homenajeado por los independentistas cada 11 de septiembre, ha sido recogido por el artista sevillano José Manuel Soto, que en su cuenta oficial de Twitter ha reivindicado el espíritu patriota español de Casanova, acusando a los independentistas de tergiversar la historia.

 

Los usuarios han lamentado que los medios propagandísticos al servicio de los independentistas tergivesen cómo sucedieron los hechos. 

 

 

Lo más