CEU-JUICIO INCENDIO

50 años de prisión por urdir un plan y quemar una casa con 5 personas dentro

La Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha condenado a 50 años de prisión al autor de un incendio intencionado y a la mujer que le encargó llevarlo a cabo por cinco delitos de homicidio en grado de tentativa al encontrarse dentro de la vivienda cinco personas, dos de ellas menores de edad.,Según la sentencia, los hechos ocurrieron el 12 de octubre del 2011 cuando una vivienda de la calle Pasaje Recreo comenzó a arder con todos los miembros de la unidad familiar en su inter

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:34

La Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha condenado a 50 años de prisión al autor de un incendio intencionado y a la mujer que le encargó llevarlo a cabo por cinco delitos de homicidio en grado de tentativa al encontrarse dentro de la vivienda cinco personas, dos de ellas menores de edad.

Según la sentencia, los hechos ocurrieron el 12 de octubre del 2011 cuando una vivienda de la calle Pasaje Recreo comenzó a arder con todos los miembros de la unidad familiar en su interior.

La vivienda ardió después de que rociaran líquido inflamable por debajo de la puerta y prendieran fuego, obligando al desalojo de quince personas de domicilios cercanos.

El juicio sentó en el banquillo a un matrimonio acusado de haber ideado un plan para quemar la vivienda en la que habitaba una familia a la que querían echar del edificio después de haberles vendido ellos mismos el domicilio, situado en la segunda planta.

El hijo del matrimonio, en paradero desconocido, habría realizado el "encargo" del incendio a cambio de 200 euros a un tercero, al que le proporcionó lo preciso para llevarlo a cabo y al que se ha considerado autor material.

El fuego arrasó la vivienda, cuyos daños fueron tasados en 4.563 euros, y produjo daños personales a la mujer y sus cuatro hijos, que sufrieron lesiones por aspiración de humo y una de las jóvenes quemaduras en un brazo.

El antiguo propietario de la vivienda incendiada y del edificio testificaron que los problemas entre ambas familias venían por el impago de unas facturas de agua y luz del contador común del bloque, lo que terminó provocando el enfrentamiento.

La sentencia condena a la mujer y al autor del incendio por cinco delitos en homicidio en grado de tentativa -lo que suma 50 años de cárcel para cada uno de ellos- mientras que absuelve al marido de la condenada por falta de pruebas.

Lo más