PATRIMONIO FRANCO

El alcalde de Santiago lamenta la "injusticia de un franquismo sin Franco"

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, de Compostela Aberta, ha lamentado la "injusticia de un franquismo sin Franco", tras conocerse que la familia del dictador ha ganado en primera instancia al Ayuntamiento en el que gobierna el litigio por las dos esculturas del escultor Mestre Mateo.,La jueza de Madrid que dictó sentencia ha entendido que los parientes han adquirido la propiedad plena, y la respuesta del regidor en sus redes sociales ha sido contundent

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:12

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, de Compostela Aberta, ha lamentado la "injusticia de un franquismo sin Franco", tras conocerse que la familia del dictador ha ganado en primera instancia al Ayuntamiento en el que gobierna el litigio por las dos esculturas del escultor Mestre Mateo.

La jueza de Madrid que dictó sentencia ha entendido que los parientes han adquirido la propiedad plena, y la respuesta del regidor en sus redes sociales ha sido contundente: "Pedimos una justicia justa y ésta decidió instalarse en la injusticia de un franquismo sin Franco".

En todo caso, insiste el primer edil en que "una batalla perdida no es una guerra", y adelanta que pelearán con el recurso "para traer de vuelta a Compostela lo que es de Compostela y no de una familia amparada en una dictadura".

La sentencia, a la que Efe ha accedido y que se ha emitido en un tiempo récord, justifica la propiedad en el principio de usucapión o prescripción adquisitiva, en base al cual se accede a ser dueño de una cosa mediante la posesión continuada de los derechos reales, de manera pública, pacífica y no interrumpida en el tiempo.

El conflicto está ligado a dos tallas en piedra del siglo XII, de los profetas Isaac y Abraham, y el consistorio compostelano había pedido la devolución de las mismas, al estimar que lo que hubo fue un "expolio" y un "abuso" del dictador.

No obstante, la magistrada Adelaida Medrano ha visto tras el juicio celebrado el pasado día 1 de febrero "ausencias documentales", al no haber expedientes adjuntados, a excepción de una escritura pública de adquisición del 4 de junio de 1948.

Asimismo, en su fallo cuestiona las conclusiones expuestas por la parte reclamante, y promotora de una demanda "inexplicada", obtenidas por medio de manifestaciones "verbales" de personas no identificadas, así como el tiempo transcurrido -en base al cual aprecia "pasividad"-.

Los Franco habían exigido ante el Juzgado de primera Instancia número 41 de Madrid que se desestimase tal demanda alegando que son los legítimos propietarios de las piezas, al mantener que fueron compradas a un particular a través de un anticuario, sin que a su juicio el Ayuntamiento haya probado que sigue siendo dueño de éstas.

El Consistorio de Santiago ha avanzado que presentará recurso ante la Audiencia Provincial.

Lo más