CRISIS CATALUÑA

Acusados de desbordar a Mossos en Parlament alegan que fue protesta pacífica

Una decena de independentistas que el pasado 30 de enero desbordaron el cordón de los Mossos d'Esquadra en el Parlament y se enfrentaron a los agentes, tras aplazarse un pleno para investir a Carles Puigdemont, han alegado hoy ante el juez que su actuación fue una protesta pacífica.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:09

Una decena de independentistas que el pasado 30 de enero desbordaron el cordón de los Mossos d'Esquadra en el Parlament y se enfrentaron a los agentes, tras aplazarse un pleno para investir a Carles Puigdemont, han alegado hoy ante el juez que su actuación fue una protesta pacífica.

Según han informado fuentes judiciales, ante el titular del juzgado de instrucción número 8 de Barcelona han comparecido hoy como investigados diez activistas, acusados en global de los delitos de atentado a la autoridad, desórdenes públicos y lesiones por los incidentes de ese día, en los que 24 agentes de los Mossos d'Esquadra sufrieron contusiones leves durante los enfrentamientos y cargas policiales en el Parque de la Ciutadella.

Algunos de los investigados, ocho de los cuales fueron detenidos por los Mossos d'Esquadra acusados de agredir a los agentes de la policía catalana durante la protesta, se han acogido hoy a su derecho a no declarar, mientras que los demás han negado las acusaciones y han alegado que su actitud fue en todo momento pacífica.

Uno de los citados por el juez no se ha personado en el juzgado, según las fuentes.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de enero, cuando el presidente del Parlament, Roger Torrent, acordó aplazar el pleno previsto para la investidura del aspirante de JxCAT a la presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, que se encontraba huido de la justicia española, entonces en Bruselas.

Algunos de los independentistas concentrados para seguir el pleno de investidura desde una pantalla gigante en el Paseo de Lluís Companys reventaron el candado de algunas puertas de acceso al Parque de la Ciutadella y desbordaron el cordón policial de los Mossos d'Esquadra, para plantarse frente al Parlament, en una protesta convocada por los autodenominados Comitès de Defensa de la República (CDR).

Ese mismo día, los Mossos ya detuvieron a dos manifestantes que se enfrentaron a los agentes de la policía en las proximidades del Parlament, mientras que el 10 de abril pasado fueron arrestados otros seis implicados, acusados de agredir a los Mossos que participaban en el dispositivo de seguridad.

La invasión del parque de la Ciutadella provocó momentos de tensión y enfrentamientos, con alguna pequeña carga por parte de los Mossos, mientras que algunos de los concentrados arremetían contra los policías y abuchearon a los diputados de los grupos no independentistas cuando abandonaban el Parlament.

Además de los 24 mossos con contusiones leves, tres manifestantes independentistas también resultaron heridos. EFE.

Lo más