El acoso de independentistas a Guardias Civiles y sus familiares llega a Baleares

La Asociación Española de Guardias Civiles ha denunciado que el Gobierno "no tiene ningún interés" en defender a sus familiares, aunque sufren situaciones de odio y acoso

Pancarta contra Guardias Civiles en Baleares

 Pancarta contra Guardias Civiles en Baleares @Endavant_OSAN

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:01

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Asociación que engloba todas las Escalas y Empleos de la Guardia Civil, ha emitido un comunicado en el que advierte del "incremento del acoso a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y a sus familias". La AEGC considera que este tipo de acciones se están extendiendo porque "para el Ministerio del Interior no hay delito de odio sino que es un delito de discriminación”. Y critica la "falta de interés en la defensa y protección de los miembros de las FCSE", y, sobre todo, el desamparo a los familiares, que puede provocar daño psicológico en sus hijos "por vivir esta situación de acoso y odio"

En el comunicado, la AEGC afirma que "puede entender" que guardias civiles y policías no tengan reconocido el delito de odio, pero les parece "inadmisible que el Gobierno niegue esta consideración a los miembros de sus familias". Esta asociación pide que no se les deje desamparados en Palma y Manacor, como aseguran que ocurrió en Euskadi, Navarra o Cataluña. Además, se preguntan por qué ni el Defensor del Menor, ni el Defensor del Pueblo, han actuado en defensa de los intereses de sus hijos y sus familias, ya que "desde el Ministerio del Interior y desde el Gobierno no muestran ningún interés por protegerlos". 

Para terminar, la Asociación Española de Guardias Civiles insite en "la necesidad de modificar el Código Penal" para que se reconozca el delito de odio y de atentado a la autoridad, ya que consideran que "la impunidad con la que pueden actuar contra los integrantes de las FCSE y sus familias les está dando vía libre a los intransigentes". Y advierten que no quieren que las pancartas con lemas como "Tenemos legitimidad para torturar. Que se vayan fuera de los paises catalanes. ¡Guardia Civil fuera!" se conviertan en "situaciones de agresividad física". Y finalizan el comunicado diciendo que no están dispuestos a permitir que sus familias sigan desamparadas.

Lo más