El abogado de Junqueras ve una "barbaridad" las penas que pide Fiscalía y tacha su relato de posverdad

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:26

El abogado del vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, para quien la Fiscalía pide una pena de 25 años de cárcel como presunto líder de una rebelión, Andreu Van den Eynde, ha tachado las penas que solicita el ministerio público de "barbaridad" y ha considerado que es una posverdad el relato de los supuestos hechos delictivos.

En declaraciones a Europa Press, Van den Eynde ha asegurado que ni Junqueras ni el resto de líderes independentistas han cometido ningún delito al impulsar el proceso soberanista, y que el escrito de calificación de la Fiscalía y el del Abogacía del Estado no han representado "ningún gesto", tal y como había reclamado ERC.

Van den Eynde asegura que el escrito de la Fiscalía adopta la tesis del magistrado instructor de la causa del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, y confirma que la instrucción no ha servido para nada porque "se partía de una hipótesis preconcebida".

Sobre que se pida la mayor pena para su cliente, de 25 años de cárcel, como supuesto líder de la rebelión, el abogado ha considerado que "montan un relato en el que les conviene hablar de liderazgos y papeles subordinados y ponen a Oriol como líder".

Ha tachado de "novela y posverdad" el relato de la Fiscalía en el que afirma que los procesados trataron de orillar la aplicación de la legalidad constitucional y estatutaria, con el fin último de declarar la independencia, y ha considerado arbitraria la petición de penas.

"NO REBAJA LA PRESIÓN"

Así, ha asegurado que esta postura, pidiendo penas de entre 7 y 25 años de prisión por presunta rebelión y malversación, "no rebaja la presión", porque un gesto significaría hacer movimientos sustanciales que no se han hecho ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado.

Ha augurado, además, que finalmente no se acuse por rebelión porque las peticiones de pena de las acusaciones se pueden modificar al final del juicio: "Es fácil que cambien la pena, sería lo lógico. Pensar que lo mantendrán es una vergüenza".

Van den Eynde no concibe que el Tribunal Supremo acabe condenado a los políticos soberanistas procesados por un delito de rebelión porque el Alto Tribunal no puede permitírselo: "Si condena por rebelión cuando no hay rebelión, ¿qué pasará cuando haya una verdadera rebelión?".

Lo más