ELECCIONES ANDALUCÍA

Vícar, el feudo del PSOE en el Poniente de Almería donde Vox crece 34 puntos

El Poniente almeriense es una comarca de esta provincia que tradicionalmente cuenta con gobiernos locales del PP y un respaldo mayoritario a este partido en comicios no municipales, excepto en localidades como Vícar, un feudo socialista en el que Vox ha logrado crecer 34 puntos respecto al 2015.,Eminentemente agrícola y con una importante superficie de producción intensiva bajo plástico, el autodenominado Corazón del Poniente es uno de los pueblos en los que el PSOE es fue

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:42

El Poniente almeriense es una comarca de esta provincia que tradicionalmente cuenta con gobiernos locales del PP y un respaldo mayoritario a este partido en comicios no municipales, excepto en localidades como Vícar, un feudo socialista en el que Vox ha logrado crecer 34 puntos respecto al 2015.

Eminentemente agrícola y con una importante superficie de producción intensiva bajo plástico, el autodenominado Corazón del Poniente es uno de los pueblos en los que el PSOE es fuerte, como demuestra el que su alcalde, Antonio Bonilla, esté al frente del Ayuntamiento de forma ininterrumpida desde 1999.

Bonilla, no obstante, ha sido elegido concejal en Vícar desde las elecciones municipales de 1983 hasta el 2011 y ha ocupado también la alcaldía de la ciudad en dos breves periodos de un año (1994-1995 y 1998-1999).

En las elecciones autonómicas del 2015, Vox únicamente obtuvo aquí 18 votos, el 0,23 % del total, frente a los 1.859 (el 34,28 %) que ha logrado este domingo, lo que le ha supuesto ser la tercera fuerza en el municipio, únicamente por detrás del PSOE y el PP. Los socialistas han pasado de los 3.106 votos a los 2.010 de esta convocatoria, mientras que el PP ha logrado sólo 110 más que Vox.

Otro de los municipios con solera socialista es Níjar, en la puerta de entrada al Levante almeriense y con importantes núcleos agrícolas como Campohermoso o San Isidro, donde Vox se ha convertido asimismo en el tercer partido más votado, pasando de los 6 votos (0,08 %) del 2015 a los 1.954 (25,55 %) de esta convocatoria.

Actualmente gobernado por la socialista Esperanza Pérez, el partido de ésta ha sufrido un descenso de unos 1.300 votos: De los 3.465 (44,81 %) a los 3.465 (44,81 %), lo que ha supuesto que de ser el más votado haya quedado en tercera posición, ocupando la primera el PP, que se queda con 2.133 (28,10 %) frente al crecimiento que tuvo en el 2015, cuando obtuvo 3.465 votos (44,81 %).

Níjar es gobernado en la actualidad por el PSOE junto a Izquierda Unida. Sin embargo, Adelante Andalucía ha logrado sólo 522 votos frente a los 594 y 334 que sumaron, respectivamente, Podemos e IU en 2015.

Aunque con una mayor fluctuación de partidos al frente del Ayuntamiento y diversos pactos de gobierno, Huércal de Almería, en el área metropolitana de la capital, ha sido otro de los puntos fuertes en los comicios andaluces para el PSOE.

Con la socialista Ángeles Castillo como primera edil desde el pasado mes de octubre gracias a una moción de censura, Vox ha logrado ser la segunda fuerza en esta localidad con 1.417 votos, sólo 62 menos que el PSOE, 10 más que Ciudadanos y 227 más que el PP. En 2015, los de Santiago Abascal sólo se hicieron aquí con 30 votos.

A escasos minutos por carretera de Huércal de Almería se encuentra Benahadux, gobernado por la socialista María del Carmen Soriano. Aquí el PSOE también ha contado a lo largo de los años con el respaldo de los ciudadanos.

A pesar de ello, no ha podido evitar bajar de los 758 a los 618 votos, algo que también ha sufrido el PP (de 543 a 382), siendo Vox el tercer partido más votado con 368, cuando en el 2015 sólo tres personas lo respaldaron.

Lo más