Boletín

ELECCIONES DEBATE

Sánchez introduce a Vox en el debate al alertar de "la ultraderecha temible"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha introducido a Vox en el debate a cuatro organizado este lunes en Televisión Española al alertar de las consecuencias que podría tener para España un pacto del PP y Ciudadanos con la "ultraderecha temible".,No han sido numerosas las referencias a Vox en este debate entre los candidatos del PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos y del que el partido de Santiago Abascal ha estado ausente por decisión de la Junta Electoral Central.,

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:35

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha introducido a Vox en el debate a cuatro organizado este lunes en Televisión Española al alertar de las consecuencias que podría tener para España un pacto del PP y Ciudadanos con la "ultraderecha temible".

No han sido numerosas las referencias a Vox en este debate entre los candidatos del PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos y del que el partido de Santiago Abascal ha estado ausente por decisión de la Junta Electoral Central.

Ha habido que esperar 35 minutos para que hubiera la primera alusión a esa fuerza política, por parte de Sánchez y sin citarla por su nombre.

Cuando se debatía sobre las propuestas relativas a las políticas sociales y, en concreto, en las relativas a la protección de las mujeres, Sánchez se ha dirigido directamente al presidente del PP, Pablo Casado, para pedirle que trasladara a sus "amigos ausentes de la ultraderecha que el vientre de la mujer no es un taxi".

Ha sido en el bloque relativo a política territorial cuando Sánchez ha vuelto a aludir a Vox.

Cuando en un momento de ese debate el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, le reprochaba su actitud ante el independentismo y le mostraba una foto suya con Torra en el palacio barcelonés de Pedralbes, el jefe del Ejecutivo le ha contestado que podía haber puesto en ese marco la foto de Colón.

Se ha referido de esa forma al acto conjunto que celebraron PP, Cs y Vox en la plaza madrileña de ese nombre.

Hasta casi rayando la hora de debate no se ha escuchado por vez primera explícitamente el nombre de Vox.

Lo ha pronunciado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cuando ha hecho una mera enumeración de las cinco fuerzas políticas de ámbito estatal que ha dicho que parece que van a tener resultados "muy importantes" y ha expuesto la posibilidad de que ese partido se una a PP y Ciudadanos para formar gobierno.

Poco después, Sánchez, que en ningún momento ha citado a Vox por su nombre, ha advertido de los riesgos y ha asegurado que sólo el PSOE puede hacer frente al pacto de las tres derechas.

"Las dos que están aquí y la ausente", ha señalado antes de alertar que, si pueden, harán lo que están haciendo en Andalucía pero "con Casado de presidente, con Rivera de acompañante en algún ministerio y con la ultraderecha a los mandos".

A renglón seguido ha avisado de que la ultraderecha es una realidad muy peligrosa que no hay que olvidar.

"La ultraderecha en este país es temible, está diciendo cosas como que hay que tener armas en casa, que hay que suprimir las autonomías, que la violencia de género es un cuento, que el genocidio nazi es un invento, llevan candidatos franquistas declarados en sus listas y dicen que van a cerrar las televisiones que no les gustan", ha enumerado.

Y ante ello ha reprochado a Ciudadanos que "se abrace a la ultraderecha" y ponga un "cordón sanitario" con el PSOE al no querer pactar con él.

También ha sido Sánchez el único que ha pronunciado el nombre del líder de Vox cuando en otro momento ha vuelto a alertar del pacto entre las dos derechas presentes en el debate "y la del señor Abascal, hoy ausente".

Lo más