Boletín

ELECCIONES ROSTROS (Entrevista)

El 'menú' político de Ada Parellada: "Cuchillos fuera y mesa para conversar"

Ada Parellada (Granollers, Barcelona, 1967) ultima la preparación de los postres para los comensales antes de atender a Efe en el célebre Semproniana, el restaurante barcelonés que abrió en 1993.,Chef catalana de referencia, galardonada por la Generalitat con la Cruz de Sant Jordi, rezuma pasión por la cocina y por los menús sanos, que ahora quiere aportar a la política como número 11 de la lista de JxCat por Barcelona en las elecciones genera

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:10

Jordi Font Comas d'Argemir

Ada Parellada (Granollers, Barcelona, 1967) ultima la preparación de los postres para los comensales antes de atender a Efe en el célebre Semproniana, el restaurante barcelonés que abrió en 1993.

Chef catalana de referencia, galardonada por la Generalitat con la Cruz de Sant Jordi, rezuma pasión por la cocina y por los menús sanos, que ahora quiere aportar a la política como número 11 de la lista de JxCat por Barcelona en las elecciones generales.

Admite que a su padre, ya fallecido y que regentó la Fonda Europa de Granollers (Barcelona), que actualmente gestiona su hermano, no le gustaría verla en una lista electoral.

"Me repetía: '¡Nada de política! ¡Tú eres del partido de tu cliente!'", recuerda la cocinera.

Si bien reconoce que "le sabría mal" que su padre sintiera, allí donde esté, que le ha fallado al enrolarse en una candidatura, Parellada no tiene en cambio miedo alguno a los posibles efectos de su apuesta política sobre su negocio gastronómico.

"Ni lo he pensado. Me da más miedo que no logremos nuestra libertad que mi negocio", sostiene sin titubeo la cocinera, que ya fue candidata suplente de Junts pel Sí en las elecciones catalanas de 2015 y ahora va en una posición más bien simbólica en la lista de JxCat para el 28A, con escasas opciones de conseguir escaño.

En todo caso, Parellada cree que es importante figurar en esta lista por una cuestión de "convicción". "Y porque en JxCat me lo han propuesto, tan sencillo como esto, y yo quiero luchar para que este país -Cataluña- tenga lo que se merece", añade.

¿Y qué debe hacer JxCat en el Congreso de los Diputados? "Reivindicar nuestra identidad, decir que somos una nación y un país que queremos decidir, y continuar pidiendo la autodeterminación", sostiene la cocinera.

Parellada considera que JxCat tiene una actitud "dialogante", en la que "confía plenamente", y revela la receta que debería aplicarse para desencallar el conflicto catalán.

"Lo primero, fuera los cuchillos. Y tenemos que pensar en una receta sólida, que nos identifique como país, pero que tenga un punto de audacia y mucha imaginación, para conseguir reunirnos a todos en la misma mesa", remarca.

Además, se debería optar por "platos bien grandes, para que quepan todos los ingredientes", y ponerlos en "una mesa" que sea un "espacio para conversar", y al final servir "un buen café que ayude a deshacer los nudos".

El sofrito le sirve de ejemplo para orientar el compás de la negociación política: "Hay que tener paciencia, porque el sofrito necesita su tiempo, pero a un cliente, que no deja de ser un ciudadano, yo no le puedo decir: 'Muy bien que haya venido a las dos, pero ya le serviré la paella a las cinco'. Hay una cierta urgencia, un clamor y un país que nos pide que actuemos, así que hay que tener una actitud ágil".

Divulgadora de la alimentación sana, Parellada expresa sus dudas sobre el hecho de que un dietista pudiera aprobar la dieta que sigue la política de hoy en día.

"La política tiene que hacer una dieta saludable, que sea sostenida a lo largo del tiempo, y no hacer esto de 'hoy como mucho y mañana nada', que es fatal".

Así que, a su juicio, "tenemos que conseguir racionar los nutrientes, la información y nuestros compromisos, y tenemos que conseguir una política que sea asumible, y esto es siempre una dieta excepcional". EFE

jfc/rm/ps

(foto) (vídeo) (audio)

Lo más