Boletín

ELECCIONES GENERALES

Álvarez (UGT) confía en Gobierno de izquierdas sumando voto independentista

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, mostró este viernes su confianza en que pueda formarse un gobierno "de izquierdas" en España tras las elecciones generales del próximo domingo, y aseguró que el voto de afiliados catalanes a ese sindicato, aunque sean de ideal independentista, también suma.,"De izquierdas quiere decir de izquierdas", zanjó Álvarez ante la prensa en Bruselas, adonde acudió a una manifestación convocada por la Confederación Europea de Sindicatos

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:43

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, mostró este viernes su confianza en que pueda formarse un gobierno "de izquierdas" en España tras las elecciones generales del próximo domingo, y aseguró que el voto de afiliados catalanes a ese sindicato, aunque sean de ideal independentista, también suma.

"De izquierdas quiere decir de izquierdas", zanjó Álvarez ante la prensa en Bruselas, adonde acudió a una manifestación convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) para reclamar un voto en favor de los derechos de los trabajadores en los comicios al Parlamento Europeo de finales de mayo.

"Hay muchos afiliados de la UGT en Cataluña que seguramente su modelo es la independencia, que van a votar y que se sienten representados por la posición de la UGT", añadió.

El líder sindicalista subrayó que esos votantes quieren igualmente que "haya un gobierno de izquierdas que reparta riqueza y que sirva para atender las necesidades de los catalanes, de los andaluces, de los madrileños o de los asturianos, porque no hay ninguna diferencia".

"Todo el país tiene el mismo problema: que se genera mucha riqueza y se reparte poco", concluyó.

Álvarez se mostró "convencido de que la historia no se va a parar. Creo que se va a configurar una mayoría en nuestro país que mantenga y recupere derechos y libertades", declaró.

Sobre la cuestión independentista, dijo que "jugar al juego que interesa algunos, de que los votos de unos valen más que los votos de otros, lo único que genera es imposibilidad, como ha pasado en esta legislatura, de que finalmente veamos aprobados los derechos que necesitamos".

Se refirió en concreto a la reforma laboral, "que tiene que derogarse", así como a un nuevo estatuto de los trabajadores o a una política fiscal y presupuestaria "que reparta la riqueza y genere derechos".

"No entrar en una cuestión que queda de manifiesto que es pura pose", agregó.

Por otra parte, Álvarez se mostró preocupado por que un sector de la clase obrera vaya a optar por la formación ultraderechista Vox.

"Me preocupa de manera extraordinaria", afirmó, aunque precisó que, "en todo caso, creo que en España estamos lejos afortunadamente de lo que ocurre en Francia o en otros países europeos", donde partidos como el Frente Nacional francés han multiplicado sus apoyos.

No obstante, consideró que "cuando hay un trabajador que se siente más representado por el populismo fácil y simplón, nacionalista casi siempre, de la ultraderecha, quiere decir que la izquierda no ha sido capaz de concretar un programa político que sea atractivo para los trabajadores".

Álvarez insistió en que "es muy importante hacer pedagogía", ya que "estos trabajadores no votan a la ultraderecha ideológicamente; se acercan porque no hay alternativas para solventar los problemas que tienen", apostilló.

Lo más