EMPLEO ENERGÍA

Valerio aboga por formación para paliar impactos de la transición energética

Madrid, 11 sep (EFE).- La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha abogado hoy por mejorar la formación de los trabajadores para paliar el impacto sobre el empleo que tendrá la transición energética hacia sectores más limpios, así como por mejorar las medidas de protección social.,En la inauguración de una jornada sobre La transición energética y el empleo, la ministra ha asegurado que España trabaja en medidas dirigidas a reforzar el empleo en los sectores emergentes, como el de las energías

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:44

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha abogado hoy por mejorar la formación de los trabajadores para paliar el impacto sobre el empleo que tendrá la transición energética hacia sectores más limpios, así como por mejorar las medidas de protección social.

En la inauguración de una jornada sobre La transición energética y el empleo, la ministra ha asegurado que España trabaja en medidas dirigidas a reforzar el empleo en los sectores emergentes, como el de las energías renovables, la eficiencia energética y la protección de la biodiversidad y de los espacios naturales.

No obstante, también ha de centrarse en la reconversión del empleo en los sectores más tradicionales, para lo que apuesta por modernizar la economía productiva, mediante el aprendizaje permanente para estar más preparados y con una "coordinación total entre educación y empleo, entre oferta y demanda".

"Es necesario contar para esta economía del siglo XXI con trabajadores más cualificados, mejor conectados con las necesidades profesionales del mercado de trabajo para lograr que el tejido empresarial sea más competitivo y productivo", ha dicho.

Pero además, Valerio ha subrayado la necesidad de diseñar "una adecuada política de protección social para ayudar a las personas que se estén adaptando a nuevos empleos porque los suyos anteriores han desaparecido".

"España debe subirse con firmeza al tren de la autonomía energética para reducir las tensiones de los mercados internacionales y al tren de la innovación para ser actores principales en el entorno europeo", ha dicho.

Asimismo, ha añadido que el país también debe subirse "al tren de la responsabilidad social, como personas y organizaciones, para ceder el testigo con el menor lastre posible, para no hipotecar a las siguientes generaciones".

Y esta agenda para el cambio enfocada a un crecimiento económico, debe integrar "la igualdad de género", ha dicho la ministra, porque el objetivo es "hacer un país mejor", lo que "requiere de los conocimientos y talento de todos".

Por su parte, el vicepresidente del Club Español de la Energía (Enerclub), Íñigo Díaz de Espada, ha asegurado que el sector energético en España "está preparado" para la transición energética, algo que ve como "una oportunidad", si bien también le "inquieta" los "efectos económicos que pueda generar".

Ha señalado que afrontar la transición energética requiere "soluciones consensuadas" respecto a políticas activas de empleo, planes que se adelanten a los cambios y medidas de protección social.

El vicepresidente de Enerclub ha recordado que la industria energética en España genera 400.000 empleos de alta cualificación y que ejerce un efecto tractor sobre el conjunto de la economía.

Lo más