Más directos

LEHMAN BROTHERS ANIVERSARIO

UGT ve la economía más débil y quebradiza 10 años después de Lehman Brothers

UGT considera que España tiene una economía más débil y quebradiza diez años después de la quiebra del banco Lehman Brothers, que desencadenó la mayor crisis financiera y económica mundial desde 1929.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:34

UGT considera que España tiene una economía más débil y quebradiza diez años después de la quiebra del banco Lehman Brothers, que desencadenó la mayor crisis financiera y económica mundial desde 1929.

En un comunicado, el sindicato que lidera Pepe Álvarez explica que los principales indicadores se encuentran aún por debajo de los que había en 2008 y reclama cambios al Gobierno en política económica, fiscal, laboral, de pensiones y de inversión.

En su argumentación, destaca que la deuda pública alcanza casi el 100 % del PIB, frente al 39,5 % de 2008; que la tasa de paro se sitúa por encima del 15,3 % (segundo trimestre de 2018), frente al 10,4 % (segundo trimestre de 2008); y que la cobertura por desempleo ha caído 20 puntos en ocho años hasta el 60 %.

Además, "la intensa devaluación salarial ha supuesto una pérdida de casi diez puntos de poder adquisitivo", asegura el sindicato, que también ve el sistema fiscal "más injusto" porque penaliza más a los trabajadores y a las rentas medias-bajas.

"Como consecuencia", añade, "la desigualdad y la pobreza han aumentado significativamente", ya que el 14,1 % de las personas con empleo, el 44,6 % de los desempleados y el 28,1 % de los niños "son pobres", lo que sitúa a España como "el cuarto país de la Unión Europea con mayor desigualdad de renta".

En estos diez años se han multiplicado los desahucios de familias, se han deteriorado las infraestructuras, ha caído la inversión en I+D a niveles inferiores a 2007 y se han recortado los servicios públicos en recursos y en plantillas, que además están envejecidas, según UGT.

Asimismo, las pensiones han perdido poder adquisitivo por el cambio unilateral del mecanismo de revisión, derivado de la reforma de 2013, en tanto que el Fondo de Reserva "prácticamente ha desaparecido", alerta.

El mercado laboral alcanza las máximas cotas de precariedad, en gran medida por una extendida utilización fraudulenta de la contratación por parte de las empresas, lo que además genera un incremento considerable de la siniestralidad laboral.

Por todo ello, el sindicato aboga por aumentar los ingresos fiscales (hay 8,4 puntos de PIB de margen respecto a la media de la zona euro) para atender las necesidades de gasto público y recuperar los recursos y empleo suficientes en los servicios públicos esenciales.

También ve necesario incrementar la inversión en infraestructuras, tanto para el mantenimiento de las existentes, como para la construcción de nuevas, garantizar las pensiones, derogar la reforma laboral y actuar en materia de empleo y contratación, reduciendo la precariedad laboral.

Incrementar el control de la Administración en el empleo, persiguiendo de manera más efectiva el fraude; y también en materia impositiva, para aumentar la eficacia en la lucha contra el fraude y elevar la recaudación, son otras de sus propuestas.

Igualmente aboga por modificar la orientación de las políticas económicas, de cara a cambiar el modelo productivo, con un decidido impulso a los sectores industriales, e incremento del esfuerzo en I+D para lograr una industria de alto valor añadido en sectores sostenibles económica, social y medioambientalmente.

Lo más