GOBIERNO BALANCE (Actualización)

Sánchez defiende la "justa" propuesta de flexibilizar la senda de estabilidad

(Actualiza con más declaraciones del presidente),Madrid, 3 ago (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la senda de estabilidad presupuestaria del Gobierno, más flexible que la actual, porque es "justa", y ha asegurado que se sigue trabajando en ella de cara a su vuelta al Congreso de los Diputados, donde fue rechazada la pasada semana.,Durante una comparecencia para hacer balance de los dos meses del Gobierno antes del verano, Sánchez también ha confiado en que la sen

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:06

(Actualiza con más declaraciones del presidente)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la senda de estabilidad presupuestaria del Gobierno, más flexible que la actual, porque es "justa", y ha asegurado que se sigue trabajando en ella de cara a su vuelta al Congreso de los Diputados, donde fue rechazada la pasada semana.

Durante una comparecencia para hacer balance de los dos meses del Gobierno antes del verano, Sánchez también ha confiado en que la senda de estabilidad sea "extensiva" a los Presupuestos Generales del Estado que presentarán a las Cortes y que espera que sean "efectivos" en 2019.

Sánchez ha apelado a la "responsabilidad" de todos los grupos y espera contar con el respaldo mayoritario del Congreso y, particularmente, de los grupos parlamentarios que tienen Gobiernos municipales y autonómicos, aun que ha reconocido que algunos "no lo van a apoyar" porque están "en la oposición partidista".

El "ánimo" del Gobierno es "aprobar la senda de estabilidad y los Presupuestos Generales del Estado", ha insistido, porque "es una causa justa" que si la economía española va bien "la tarea del Gobierno es que le vaya bien también a los españoles".

Con respecto al rechazo del PP a esta nueva senda, Sánchez lo ha achacado a "una cuestión ideológica de fondo" porque su presidente, Pablo Casado, ha dado a entender que quiere "un Estado del bienestar más pequeño, más raquítico".

En cambio, la idea del Ejecutivo es que esta nueva senda ofrezca una "doble estabilidad, económica y social" porque "un crecimiento que no llegue a las capas medias no es útil", por lo que ha abogado por "blindar" el Estado del bienestar.

A preguntas de los periodistas, Sánchez ha mostrado una opinión "contraria" al hecho "impropio de que el Senado tenga la capacidad de vetar (una senda de) estabilidad que haya sido mayoritariamente aprobada por el Congreso", como recoge la Ley de Estabilidad, aunque no se ha referido explícitamente a una reforma de esta norma.

El objetivo del Gobierno, así, es "no solo sanear las cuentas publicas, sino reconstruir el Estado del bienestar".

La propuesta del Gobierno, rechazada en el Congreso, preveía un déficit público del 1,8 % del PIB el próximo año, el 1,1 % en 2020 y el 0,4 % en 2021, por encima del 1,3 %, el 0,5 % y el superávit del anterior Ejecutivo.

"Esta es la propuesta del Gobierno, por la que estamos trabajando", ha apuntado Sánchez, y la que volverá "a la Cámara a partir del mes de septiembre" porque "es una causa justa" para ofrecer un Estado del bienestar "fuerte" a la clase media y trabajadora.

Tras el rechazo, el Ejecutivo tiene que presentar una nueva senda en el plazo de un mes y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha avanzado que será la misma, aunque para la elaboración de los Presupuestos de 2019 trabaja con los objetivos anteriores, más restrictivos, porque son los únicos aprobados en este momento.

Lo más