COPE

El proyecto ferroviario de Canfranc (Huesca), "un acto de amor" para "llenar de vida" esta villa fronteriza

Europa Press

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 17:30

La nueva estación, recién inaugurada, impulsa la reapertura del paso internacional y consolida la apuesta logística de Aragón

El proyecto ferroviario del enclave pirenaico de Canfranc, a escasos kilómetros de la frontera con Francia, es en palabras del consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, "un acto de amor" para "llenar de vida" esta histórica villa, que se encuentra cerca del Summus Portus, un paso natural recorrido desde la Antigüedad. La localidad recibió en 1928 a Alfonso XIII para inaugurar la estación internacional, que comunicó España con el país vecino hasta 1970.

El Gobierno de Aragón lidera desde hace décadas el proyecto de reapertura de la línea internacional, una iniciativa en la que coincidieron ya los promotores de la autonomía aragonesa en los primeros años 80, y que el cuatripartito de los Gobiernos de España, Francia y las regiones de Aragón y Nouvelle Aquitaine quiere llevar a término para que los trenes de viajeros y mercancías vuelvan a conectar Zaragoza con Pau y Burdeos en 2025 o, incluso, antes.

Aunque los trenes volverán a circular en 2025, si se cumplen los objetivos, los apartaderos estarán terminados en 2030 y la electrificación en 2040, pero el Gobierno de Aragón quiere adelantar los plazos y "reabrir si es posible ya en eléctrico y con los apartaderos", lo que depende de las ayudas europeas.

El cuatripartito internacional y Adif están trabajando desde 2017 a través del Mecanismo 'Conectar Europa' para impulsar la reapertura, determinando las "hipótesis de convergencia", es decir, "cómo tiene que ser la línea para que sea plenamente interoperable" en 2025, "para que un tren salga de Zaragoza y llegue a Pau cruzando el túnel", lo que exige "que todos los requerimientos técnicos sean los mismos".

La interoperabilidad es una novedad, ya que en su construcción inicial los anchos de vía eran diferentes y ahora ha sido necesario diseñar un determinado ancho de vía común, nuevos gálibos para el túnel y otros parámetros, como la carga por eje, un conjunto de especificaciones técnicas. "A partir de ahí seguiremos adaptando los proyectos constructivos", ha continuado Soro, en declaraciones a Europa Press.

"La clave es volver a tener financiación europea", ha dicho el consejero. Los promotores de la reapertura han contado con ayudas de la UE para contratar los estudios relacionados con el túnel y determinar los requerimientos técnicos, así como los estudios ambientales, y ahora las van a volver a solicitar para ejecutar las obras. "Es algo que hablaremos con el Ministerio: Volver a presentarnos a la convocatoria de 'Conectar Europa".

ARQUITECTURA INDUSTRIAL

La antigua estación internacional es uno de los primeros casos de construcción en España con hormigón armado y "uno de los primeros ejemplos de arquitectura industrial". Tiene una planta de 3.000 metros cuadrados y una superficie construida de 9.000, en tres pisos, "con un diseño impresionante".

Los impulsores "eran conscientes de que estaban haciendo una grandísima obra y se pretendía transmitir todo ese potencial y esa belleza". De hecho, "ver Canfranc por primera vez impresiona mucho, nadie se lo espera".

Con el Gobierno autonómico de Javier Lambán, en 2015, comenzó una nueva etapa para adaptar el complejo ferroviario histórico a los nuevos usos, que estarán listos en unos años y que incluyen la nueva estación de pasajeros, inaugurada este jueves, y un hotel de cinco estrellas con 104 habitaciones.

Ha sido preciso modificar, con la actuación del Ayuntamiento, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Canfranc y el plan parcial de esta zona, así como "licitar y ejecutar" obras, no solo la terminal, sino también la nueva playa de vías, lista para la reapertura del recorrido internacional, y la rehabilitación exterior del edificio histórico de la estación, frente a la nueva.

"Hemos trabajado con el Ayuntamiento con absoluta sintonía, también muy bien con Adif y el Ministerio para las obras que hemos terminado ahora" y, aunque "queda mucho por hacer", el Gobierno de Aragón está "en un buen momento, de máxima colaboración" con el Mitma, Nouvelle Aquitaine y Adif "para seguir dando pasos".

El Gobierno de Aragón ha promovido la construcción de "la estación que Adif ha requerido y está pensada para la reapertura", ha enfatizado el consejero, insistiendo en que "queda muchísimo por hacer y no podemos relajarnos".

"Esto no podía ser un proyecto de autor, no había que competir con Ramírez Dampierre --el arquitecto de estación internacional--, por lo que el Departamento de Vertebración del Territorio acordó "no externalizar con grandes firmas", sino llevar a cabo la nueva estación y la playa de vías "con gente de casa", concretamente con personal de la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón (SVA).

Ahora "ya podremos continuar" con la reorganización de la conocida como Explanada de Los Arañones, un proyecto que comenzará en torno al próximo verano y que comprende la creación de plazas y espacios verdes, así como la rehabilitación del interior de la antigua estación.

En los años 90 del siglo XX "había un criterio, sobre todo, de especular, de hacer un gran solar para construir muchas viviendas", ha apuntado Soro, para quien los edificios anexos al principal "son tan importantes como la estación internacional, le dan sentido", es decir, que "no sobra nada ni falta nada".

Por eso Soro y su equipo decidieron no derruir ningún edificio, sino rehabilitarlos todos para darles utilidad, también que "el espacio ferroviario tiene que seguir siéndolo, como siempre ha sido Canfranc".

TURISMO Y LOGÍSTICA

Los proyectos para Canfranc "afectan a dos de las palancas estratégicas" de Aragón, como son el turismo y la logística, ha realzado el consejero, ya que "va a ser un foco turístico importantísimo, un referente internacional", pero también cobrará más importancia la logística. "Por eso son tan potentes".

José Luis Soro ha puesto de relieve que "existe mucha relación, y mucha más puede haber" entre Zaragoza, Pau y Burdeos. La capital de Nouvelle Aquitaine "tiene que ser un referente para nosotros", más cuando "nos une Goya, en Burdeos lo consideran como alguien de allí" y "la idea es que se acentúen mucho más las relaciones con Nueva Aquitania". La línea internacional podría denominarse 'Goya', en homenaje al pintor de Fuendetodos, quien vivió en la capital aragonesa y en Burdeos, donde murió.

La reapertura "es un proyecto de dimensión europea", no solo entre España y Francia, y "viene a reforzar el resto de proyectos en que estamos trabajando", como la conexión ferroviaria con Algeciras (Cádiz) y el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que deben propiciar que Aragón siga "en la vanguardia" de la logística europea.

DEBATE HISTÓRICO

El debate sobre la conexión de España con Francia por el Pirineo central nació en el siglo XIX, con el 'Manifiesto de los aragoneses a la Nación española', en 1853. "Hay muchísimas tensiones, debates en las Cortes Generales", de forma que "fue un gran triunfo que se reconociera que al final se hacía ese túnel", ha reseñado el consejero.

Hasta que comenzaron las obras "en Madrid hubo muchísima oposición por parte de los militares, que temían una invasión de Francia" y una vez se decidió instalar la estación internacional en Canfranc "los militares respiraron tranquilos porque veían que era defendible".

Soro ha hecho notar que Cataluña y el País Vasco "ven con recelo el Canfranc", no así la Comunidad Valenciana, que encuentra en Aragón una conexión con los puertos de Bilbao y Santander, a través del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, y con Francia por la villa fronteriza.

La apuesta por la logística es fruto de "una gran decisión colectiva" al entender que "nuestra ubicación geográfica era un gran valor", fue "un gran acierto" y "ahí están los resultados".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar