CUOTAS MUJER

La presidenta de Eulen sobre las cuotas: las mujeres pueden defenderse solas

La presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, ha apostado hoy por mujeres "formadas y con ilusión" para el mundo empresarial, lo que le ha llevado a rechazar las cuotas y a asegurar que las mujeres se pueden defender solas.,Álvarez, invitada a los "Desayunos Empresariales" de la revista NavarraCapital.es, preside un grupo con 50.000 trabajadores y 1.700 millones de euros de facturación en servicios de soluciones globales en un momento en el que se siente "incómoda y

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:56

La presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez, ha apostado hoy por mujeres "formadas y con ilusión" para el mundo empresarial, lo que le ha llevado a rechazar las cuotas y a asegurar que las mujeres se pueden defender solas.

Álvarez, invitada a los "Desayunos Empresariales" de la revista NavarraCapital.es, preside un grupo con 50.000 trabajadores y 1.700 millones de euros de facturación en servicios de soluciones globales en un momento en el que se siente "incómoda y con pocas ganas de arriesgar" por medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que "puede costar 200.000 puestos" en España.

Pese a todo, ha augurado un buen cierre de ejercicio para la empresa familiar que lidera, a la que se incorporó en 1982 "casi como becaria".

"Pasito a pasito subí peldaño a peldaño y hoy estoy arriba, pero no demasiado confiada porque la vida da 200.000 vueltas", ha dicho, y ha comentado que su trayectoria "va muy vinculada a su posición como mujer", lo que supone que "he peleado" y "asumido responsabilidades acorde con las decisiones".

En este sentido, ha pedido a las mujeres que se formen y a la sociedad que "no nos proteja tanto, que nos dejen trabajar" para que la mujer pueda hacer compatible su vida con su trabajo en aquello que le resulte "agradable".

Por eso, la presidenta de Eulen ha instado a las jóvenes a "salir de su zona de confort" y con formación e ilusión emprender, si no es así "algo va mal".

Tras abogar por conseguir en la empresa familiar que "la mujer esté de igual a igual con el hombre, porque las mujeres nos defendemos nosotras solas", ha pedido que "no me metan en una cuota, yo estoy aquí porque he trabajado" como también trabajan duro y a diario muchas mujeres, por lo que ha criticado que las cosas se estén llevando "a extremos irracionales".

Álvarez ha agregado, al respecto, que igualmente le resulta "una tontería" y llegar "al absurdo" tener que hablar en masculino y femenino constantemente, de "empresas y empresos como irónicamente hizo la semana pasada el presidente de Mercadona, algo que en su opinión está "fuera de necesidad".

María José Álvarez ha defendido además "dar una oportunidad" a las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social, una responsabilidad social que en Eulen arrancó con un grupo de 60 mujeres prostitutas.

Para terminar, ha querido "defender al empresariado", al que ve "denostado" cuando se trata de personas "que se juegan su patrimonio", por lo que ha aconsejado a los jóvenes emprendedores que "empiecen desde muy abajo".

Lo más