¿Por qué baja el paro en noviembre pero también el número de afiliados?

Valentín Bote, director de Randstad Research, advierte de que hay síntomas de desaceleración en nuestra economía

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 09:31

El mes de noviembre deja una buena y una mala noticia en materia de desempleo. El número de parados registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) alcanzó los 3.252.867 tras disminuir en noviembre en 1.836 personas respecto al mes anterior, de forma que marca el primer descenso en un penúltimo mes del año desde 2015. Sin embargo, no hay más españoles trabajando que en octubre. Al contrario: la afiliación media a la Seguridad Social se situó en los 18.945.624 ocupados en noviembre, tras registrar un descenso de 47.449 personas (0,25 % menos), lo que representa la mayor caída del empleo en un penúltimo mes del año desde 2013.

¿Por qué se da esta paradoja? Valentín Bote, director de Randstad Research, ha explicado que esto se debe a un ajuste de la población activa. "Se ha perdido empleo, pero todo ese empleo perdido no ha supuesto un aumento del paro porque ha habido una pérdida de población activa. Mucha gente se ha activado desde el periodo de verano, pero ya durante octubre y sobre todo noviembre esa gente sale del mercado de manera habitual. Un ejemplo claro son los estudiantes. Por eso, aunque se reduce el empleo no observamos un concrecimiento del paro como sería instintivo pensar", ha señalado este lunes en el programa 'Herrera en COPE'. 

Bote también destaca el buen comportamiento de las contrataciones indefinidas a lo largo de todo el año, pero también advierte de que hay síntomas de que vivimos una desaceleración. "El número de contrataciones temporales ha bajado y eso encaja con la idea de que estamos viviendo una desaceleración", ha señalado. 

Lo más