EMPLEO IGUALDAD

Podemos pide horarios flexibles y mejorar horas extras en el contrato parcial

Unidos Podemos ha pedido hoy que el trabajador pueda elegir un horario flexible de entrada y salida, un registro de horas para fichar y mejoras en el contrato a tiempo parcial para que sea obligatorio pagar las horas extraordinarias.,El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado hoy una proposición de Ley de Tiempo de Trabajo Corresponsable que insta a garantizar un reparto equitativo de tiempos de trabajo y de cuidado así como el derecho a la adaptación del trabaj

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 18:32

Unidos Podemos ha pedido hoy que el trabajador pueda elegir un horario flexible de entrada y salida, un registro de horas para fichar y mejoras en el contrato a tiempo parcial para que sea obligatorio pagar las horas extraordinarias.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha registrado hoy una proposición de Ley de Tiempo de Trabajo Corresponsable que insta a garantizar un reparto equitativo de tiempos de trabajo y de cuidado así como el derecho a la adaptación del trabajo a la persona o a la desconexión con el fin de impulsar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

La ley, que modifica el Estatuto de los Trabajadores, la Ley de la Seguridad Social y la de Infracciones y Sanciones, entre otras, insta a que las bases para el cálculo de las pensiones no sean continuas, sino discontinuas, con el fin de no penalizar las carreras profesionales que han tenido contratos temporales o parciales.

Podemos pide poder elegir las mejores carreras de cotización a la hora de calcular la pensión futura.

Además establece un cambio importante en la contratación a tiempo parcial, y entre las medidas más urgentes destaca la de que las horas extraordinarias sean siempre remuneradas y no puedan compensarse con descansos.

También que el incremento o disminución de las horas de trabajo en el contrato del trabajador a tiempo parcial sea voluntario y no se pueda imponer de forma unilateral, al tiempo que también aboga por que el empresario no pueda hacer una distribución irregular de la jornada, bajo sanción.

Precisamente, en el ámbito coercitivo pide que sea infracción muy grave, con multas de hasta 160.000 euros, el hecho de que el contrato no especifique el horario de entrada y salida.

También urge a la obligación del empresario de consultar con los trabajadores la planificación y organización del trabajo haciendo expresa referencia a la evaluación en función del género y a las medidas para favorecer la conciliación y corresponsabilidad.

La propuesta de ley apuesta porque la negociación colectiva establezca que tanto el trabajador como el empresario pueda disponer de un 5 % de libre distribución de horas de la jornada laboral (unas 90).

De esta forma se derogaría la reforma laboral de 2012 del Gobierno del PP que establecía que el empresario podía disponer de hasta 180 horas de la jornada del empleado para modificar su horario.

Por otra parte, se eliminan las horas complementarias y se introduce la posibilidad de horas extraordinarias en el trabajo a tiempo parcial cuya remuneración en ningún caso podrá ser inferior al valor de la hora ordinaria.

En el caso de reducción de jornada (cualquiera que sea su origen, y no solo por cuidado de hijos, sino también por motivos de formación, por ejemplo), el trabajador a tiempo parcial tendrá derecho a que las indemnizaciones y prestaciones que pudieran corresponderle se calculen conforme a las retribuciones anteriores a la reducción.

También insta a intensificar la obligación de un registro de la jornada de trabajo que se debe referir a todos los contratos de trabajo sea cual sea su modalidad.

Dicho registro debe especificar hora de entrada y de salida debiendo totalizarse mensualmente y estar a disposición de la Inspección de Trabajo en el centro de trabajo.

Esta ley reformula el despido colectivo por causas económicas, técnicas u organizativas para que se justifique el de las mujeres embarazadas.

Podemos aboga por cambios en los permisos de maternidad y paternidad para menores de 12 meses con el fin de que sean individuales e intransferibles, a la vez que insta a mejorar en un año la regulación para las empleadas del hogar.

La proposición de ley también incide en los riesgos labores que afectan sobre todo a las mujeres para que se reconozcan factores como el estrés laboral, que en muchos casos está relacionado con la organización del tiempo de trabajo y de la vida personal.

Asimismo, frente a los traslados laborales prioriza la permanencia para las personas con responsabilidades familiares y crea un permiso de fuerza mayor, no retribuido, para supuestos que no son por enfermedad u hospitalización grave.

Lo más