Boletín

Moody's y Fitch ratifican el 'investment grade' de Adif Alta Velocidad

Moodys y Fitch ratifican el investment grade de Adif Alta Velocidad

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:28

Consideran que el respaldo del Estado compensa la carga de deuda del ente público promotor y gestor de la red AVE

Fitch y Moody's han ratificado las notas de 'investment grade' de 'A-' y 'Baa2' que, respectivamente, tienen asignadas a Adif Alta Velocidad coincidiendo con la reciente colocación de 'bonos verdes' por 600 millones de euros realizada por la compañía pública promotora y gestora de la red AVE.

Las agencias de 'rating' señalan en sus informes el carácter estatal de la compañía para destacar que este hecho compensa el perfil de financiero que presenta su balance por su abultado endeudamiento y su fuerte plan de inversión en ferrocarril de Alta Velocidad.

De hecho, las notas que las agencias de calificación otorgan a Adif están ligadas a las que conceden al propio país y su endeudamiento.

"El hecho de que sea de titularidad 100% estatal, su especial estatus legal y su limitada autonomía financiera compensan su débil perfil crediticio, un perfil derivado de su carga de deuda y del ambicioso plan de inversión y que continuará además caracterizando a la compañía en el medio plazo", indica Moody's.

Esta firma subraya asimismo que la capacidad de liquidez de Adif se sustenta tanto en capacidad para levantar financiación como en el apoyo financiero que el Gobierno presta a esta firma, "estratégica para la economía española por gestionar la red AVE".

DEUDA DEL 34% DE LOS ACTIVOS.

En cuanto a su endeudamiento, que actualmente asciende a 15.450 millones de euros, Fitch indica que representa el 34% del valor de sus activos, de forma que eleva la valoración de los mismos a unos 45.441 millones de euros.

Además, esta agencia también indica que el endeudamiento de Adif seguirá creciendo dada la construcción de nuevas líneas AVE y la reforma de estaciones. Según datos de Fitch, actualmente tiene 1.667 kilómetros de ferrocarril de Alta Velocidad en construcción.

No obstante, la extensión de la red y el consiguiente aumento de las circulaciones también se traducirá en un aumento del canon que Adif cobra a los trenes que circulan por sus líneas y estaciones.

Así, Fitch estima que la compañía pública logrará alcanzar la cota de 400 millones de euros de beneficio bruto de explotación (Ebitda) en el horizonte de cinco años, lo que supondrá un incremento del 45% respecto a la de 277 millones de 2017.

Lo más