PRESUPUESTOS 2019

Montero: El techo de gasto apenas se verá afectado por el rechazo al déficit

Madrid, 27 jul (EFE).- La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido hoy que el límite de gasto no financiero o techo de gasto para el próximo año prácticamente no se verá afectado por un eventual rechazo a la nueva senda de déficit, ya que el menor margen podría ser compensado "con los recursos propios" del Estado.,Montero ha reclamado el apoyo a los grupos de la oposición durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados para defender la nueva senda de estabilidad

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:52

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido hoy que el límite de gasto no financiero o techo de gasto para el próximo año prácticamente no se verá afectado por un eventual rechazo a la nueva senda de déficit, ya que el menor margen podría ser compensado "con los recursos propios" del Estado.

Montero ha reclamado el apoyo a los grupos de la oposición durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados para defender la nueva senda de estabilidad para el periodo 2019-2021 y el techo de gasto para el próximo año, que previsiblemente serán rechazados.

La nueva senda fija los objetivos de déficit para el conjunto de las administraciones en el 1,8 % del PIB en 2019, el 1,1 % en 2020 y el 0,4 % en 2021, cuando la anterior era del 2,2 %, el 0,3 % y superávit, respectivamente.

La nueva senda solo concede una décima adicional de déficit para la administración central en 2019, ha recordado la ministra, que podría compensarse con los recursos del Estado, de manera que el eventual rechazo "no afectará prácticamente al límite de gasto no financiero" aprobado la semana pasada, que asciende a 125.064 millones de euros, un 4,4 % más.

Montero ha defendido la necesidad de flexibilizar los objetivos de déficit para los próximos años porque los aprobados por el Ejecutivo anterior no eran realistas.

Como ejemplo, ha señalado que en los Presupuestos de 2018 hay 2.500 millones de euros declarados como derechos que "no tienen correlato" en los ingresos y gastos, a lo que suma "una previsión de ingresos irreal", cuyas estimación de recaudación de IVA e impuesto de sociedades no se cumple en el primer semestre.

"La relajación de la senda no es gratuita", ha argumentado, "es una necesidad de adecuar las cuentas a la realidad" y para que la consolidación fiscal "no se tradujera en 18.000 millones de euros de recortes".

Una senda más restrictiva, además, afectaría al crecimiento económico y la creación de empleo, ha insistido, al tiempo que se generaría más desigualdad.

Ha subrayado la intención del Gobierno de afrontar la consolidación fiscal "desde el rigor" en las cuentas del próximo año, que se aplicará "incluso aunque no salgan adelante los nuevos objetivos de estabilidad".

Lo más