Boletín

Montero: "Me duele como progresista que se vote en contra de unos Presupuestos con mayor justicia"

Montero: Me duele como progresista que se vote en contra de unos Presupuestos con mayor justicia

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:11

Critica la "confrontación de la derecha" y las "cosas imposibles" exigidas por los independentistas

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este martes que "como progresista" le duele que se vote en contra de unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) que llevan por un sendero de "mayor justicia", y ha rechazado la "confrontación" de la derecha, que abre un camino "muy peligroso" a populismos y extremismos, y las "cosas imposibles" demandadas por los independentistas.

"Me duele como progresista que se vote en contra de unos PGE que contienen todo lo que entendemos que camina a la sociedad a un sendero de mayor justicia", ha reconocido Montero en su última intervención en el debate de enmiendas a la totalidad al proyecto de Presupuestos.

Montero ha denunciado que hay un interés "muy claro" en la oposición de que "no se haga política y los ciudadanos profundicen en el desapego y la desafección", lo que conduce a un camino "muy peligroso" porque abre la puerta a extremismos y populismos.

Asimismo, ha criticado que la derecha utilice "permanentemente" la crispación de la sociedad en busca de un rédito electoral que "no se va a sostener", y ha defendido que "por mucho que algunos se empeñen, la sociedad no va a retroceder en materia de derechos y libertades", tras censurar que la derecha.

A su juicio, con el debate de las enmiendas a la totalidad "se ha podido comprobar quienes o no están interesados en el debate de la mejora de la vida del país" y ha quedado constatado que en la derecha "no están interesados en absoluto".

Igualmente, ha criticado a las formaciones independentistas por pedir "cosas imposibles (derecho de autodeterminación)" que "saben de antemano que este Gobierno ni quiere ni puede permitir".

La titular de Hacienda ha realizado un último alegato en defensa de unas cuentas públicas que han sido "una tarea compleja y ha requerido de horas de esfuerzos, dedicación y actitud de acuerdo y diálogo", para incluir medidas como el alza del SMI a 900 euros, el aumento de la revalorización de las pensiones al 1,6% y de las mínimas al 3% o la asistencia sanitaria universal.

Por último, ha defendido que "los insultos y las confrontaciones no devuelven las oportunidades perdidas" cómo sí lo hace "la política cuando es de verdad y se hace con vocación pública". "La esperanza es algo muy poderoso y este grupo mantiene hasta el último minuto la esperanza de sacar adelante los PGE. La esperanza es nuestro motor y guía con esos valores, siempre nos encontrarán trabajando", ha agregado.