Montero defiende los PGE de 2019 como un "cambio de rumbo" para reducir la "desafección" de los ciudadanos

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:52

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido este lunes los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 al ser un "cambio de rumbo necesario" para reducir la "enorme desafección" de la ciudadanía, y al tratarse de unas cuentas "feministas" que favorecen "la cohesión, la justicia social, la distribución de la riqueza y la modernización de la economía".

Así lo ha señalado Montero en la rueda de prensa celebrada en el Congreso para presentar el proyecto de ley de Presupuestos para 2019, que ha entregado este mismo lunes a la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, para iniciar su tramitación parlamentaria.

La ministra ha destacado que con estos PGE busca un triple objetivo: proteger el crecimiento económico redirigiéndolo a un desarrollo "más inteligente, sostenible e inclusivo"; fortalecer las políticas sociales tras una década de "retroceso en derechos y libertades y aumento de la desigualdad", y redistribuir la riqueza, especialmente en la clase media y los ciudadanos más vulnerables.

Montero también ha subrayado que con las cuentas de 2019, realizadas conforme al objetivo de déficit del 1,3% del PIB marcado por el Gobierno anterior de Mariano Rajoy, se continúa con la reducción del déficit y la deuda pública, cumpliendo con los socios europeos.

"Son las cuentas que nuestro país necesita, dan respuesta a los grandes retos y viene a solucionar los problemas cotidianos de la gran mayoría de los ciudadanos", ha asegurado Montero, quien ha resaltado que combinan "luces largas y cortas" para cambiar unas políticas económicas que "no han dado resultado", ya que no han permitido salir del procedimiento de déficit excesivo, ni reducir la deuda ni para mejorar la competitividad de los sectores económicos.

También ha defendido que la desaceleración actual no es "en ningún caso" una moderación del crecimiento imprevista ni única en España, sino que se viene produciendo desde 2015, por lo que ha aprovechado para lanzar un "mensaje de tranquilidad" frente a los "augurios catastrofistas" que lanzan algunas formaciones políticas.

La titular de Hacienda ha defendido que son unos PGE "realistas" y "acordes con la evolución económica", frente a la "irresponsabilidad" del PP y Cs que han antepuesto intereses partidistas por delante de los intereses de los españoles la rechazar la relajación de la senda de déficit a una meta fiscal del 1,8% (margen de 6.000 millones).

No obstante, dado que ese margen solo afectaba en una décima al Estado, se mantiene el mismo techo de gasto para 2019, con un alza del 4,4%, hasta los 125.064 millones de euros.

Ha hecho hincapié en que las nuevas cuentas buscan mejorar el bienestar y sentar las bases para que las futuras generaciones puedan tener "un mundo mejor", y ha detallado que se focalizan especialmente en la clase media, los jóvenes, los mayores y las mujeres.

Lo más