Boletín

La marca Volkswagen ganó 3.240 millones en 2018 sin el impacto de 1.900 millones del 'dieselgate'

La marca Volkswagen ganó 3.240 millones en 2018 sin el impacto de 1.900 millones del dieselgate

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:11

La marca Volkswagen cerró el año pasado con un beneficio operativo antes de efectos extraordinarios de 3.239 millones de euros, lo que supone una caída del 1,9% en comparación con los 3.301 millones de euros contabilizados en el ejercicio precedente, según datos presentados por la compañía este miércoles en su conferencia anual de prensa en Wolfsburg (Alemania).

El beneficio operativo de la firma alemana no incluye un cargo extraordinario por importe de 1.900 millones de euros derivado del caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos vehículos diésel, que en 2016 y 2017 fue de 5.200 y 2.800 millones, respectivamente.

El director de Operaciones de la marca, Ralf Brandstätter, destacó que la entrada en vigor del WLTP también tuvo un "significativo" impacto en el tercer trimestre. "Trabajamos para retornar la situación en el cuarto trimestre. Sin embargo, no pudimos compensar las pérdidas del año en general", apuntó.

La marca Volkswagen cerró el año pasado con un volumen de negocio de 84.585 millones de euros, un 6,8% más frente a los 79.186 millones que ingresó en 2017. Además, prevé que sus ingresos aumenten un 5% en 2019.

El fabricante germano concluyó 2018 con una cifra mundial de ventas de 6,2 millones de vehículos, un 0,2% más que en el curso anterior, con fuertes crecimientos en Italia (+11,8%), Rusia (+18,5%) y Brasil (+28,6%). Los T-Roc, Tiguan y el 'made in Spain' Polo fueron los modelos más demandados.

El retorno operativo sobre ventas de la compañía se situó en el 3,8% al término de 2018, lo que se traduce en 0,4 puntos porcentuales menos que en el año previo.

El responsable de Ventas y Marketing de la compañía, Jürgen Stackmann, indicó que, de cara a 2019, Volkswagen espera lograr un margen operativo situado entre el 4% y 5%, pese a la "tenue" perspectiva económica de algunos mercados. "Se espera que las entregas de la marca estén en un nivel similar al del año pasado, con un impulso cada vez más positivo a medida que avanza el año", subrayó.

La compañía registró un flujo de caja neto negativo en 2018, ajustado por los efectos del 'dieselgate', de 400 millones de euros, lo que supone 600 millones por debajo del objetivo de Volkswagen para 2020. Las inversiones en bienes de capital fueron de 3.600 millones de euros, las mismas que en 2017.

Volkswagen ha anunciado en su sede de Wolfsburg que amplía de 11.000 a 19.000 millones su inversión prevista entre 2019 y 2023 en electromovilidad, conducción autónoma, nuevos servicios de movilidad y digitalización.

Según detalló la marca, de estos casi 20.000 millones de euros, 4.600 millones de euros irán destinados a sistemas de Tecnologías de la Información para la digitalización de procesos administrativos.

Lo más