METRO MADRID

Los trenes del Metro de Madrid quedarán libres de amianto a finales de 2019

Metro de Madrid ha acelerado el plan de eliminación del amianto de la red, con la retirada de distintas piezas de trenes que contienen este mineral, de manera que a finales de 2019 todo el material móvil del suburbano madrileño estará libre de amianto, han señalado a Efe fuentes de la compañía.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:57

Metro de Madrid ha acelerado el plan de eliminación del amianto de la red, con la retirada de distintas piezas de trenes que contienen este mineral, de manera que a finales de 2019 todo el material móvil del suburbano madrileño estará libre de amianto, han señalado a Efe fuentes de la compañía.

El plan, que supondrá la inversión de 140 millones de euros hasta el año 2025, también ha incluido actuaciones de desamiantado en quince estaciones y otras instalaciones -algunas de ellas todavía en ejecución-.

En concreto, se ha retirado este material en las estaciones de Suanzes, Canillejas, Torre Arias, el depósito de Cuatro Caminos o el depósito de Ventas.

Los trabajos de desamiantado continúan en las estaciones de Gran Vía, Príncipe de Vergara y Pavones.

También se ha llevado a cabo el desamiantado de cuartos técnicos en las estaciones de Pirámides, Las Musas, Portazgo, Esperanza, Campamento, Canillejas, Torre Arias, Estrella y Vinateros.

En el material móvil, los trenes, ya se ha eliminado el amianto en el 47 % de los cofres del modelo 5000 cuarta serie, en el 56 % de las placas de resistencias de esos coches, en el 43 % de las placas de resistencias de los coches 5000 segunda serie o el 20 % de las juntas neumáticas 5000.

Metro garantiza que la presencia de amianto en algunas instalaciones y en algunos trenes no supone "ningún riesgo ni para los viajeros ni para los trabajadores".

Los resultados de todas las mediciones que la empresa continúa realizando en trenes y estaciones para descartar la presencia de fibras de amianto en la red, cuya inhalación puede ser peligrosa, han dado negativo, destaca Metro.

En concreto, ya se han tomado 85 muestras ambientales en trenes y se han efectuado mediciones en todas las estaciones cuya bóveda de andén es de fibrocemento - 36 de las 300 existentes-.

Además, ya se han realizado 653 reconocimientos específicos a trabajadores de Metro y todos ellos han dado negativo.

Antes de acabar el año, se habrán hecho los reconocimientos a los mil trabajadores de la plantilla que son objeto de una vigilancia específica de la salud.

Para descartar cualquier problema relacionado con el amianto, la empresa ofrece la posibilidad de realizarse una tomografía computarizada (TAC) a todos los trabajadores que lo soliciten en un centro médico especializado.

Cualquier miembro de la plantilla puede solicitar también el reconocimiento específico para detectar problemas relacionados con el amianto.

Hasta el momento, son cuatro los casos de trabajadores de la compañía con enfermedad profesional como consecuencia de su exposición a fibras procedentes del amianto (uno de ellos falleció el pasado 24 de mayo) y hay un quinto caso que está en estudio.

Lo más