Boletín

Los talleres incrementan un 4% sus ingresos debido a la tecnología más cara de los coches, según Solera

Los talleres incrementan un 4% sus ingresos debido a la tecnología más cara de los coches, según Solera

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:49

Los talleres incrementaron sus ingresos un 4% en 2018, impulsados por las reparaciones más caras como consecuencia de la mayor presencia de coches cada vez más tecnológicos, según la compañía especializada en inteligencia del automóvil Solera.

De cara al futuro, Solera estima que el sector continuará con crecimientos positivos en los próximos años, ya que de aquí a 2023 los ingresos aumentarán anualmente por encima del 2%, a pesar de que el envejecimiento del parque "seguirá siendo un problema".

De hecho, ese mismo año, más de cuatro de cada diez vehículos superarán los 15 años de antigüedad. Por ello, el volumen de reparaciones previsto para este periodo será cada vez mayor, pero nunca superior al 2%.

Los coches de entre 6 y 10 años aumentarán para 2023 su peso dentro del total de reparaciones, que ahora es del 20% y llegará al 25% para entonces. Si bien estos coches de mediana edad representan el 18% del parque, resultan "de gran atractivo" para el taller porque permiten sumar masa crítica a la habitual, los de más de 10 años en el caso del multimarca y los de menos de cinco años en el caso del concesionario.

Los más numerosos, en cambio, seguirán siendo los coches 'mileuristas', los de más de diez años. Prácticamente el 60% del parque superará la década de antigüedad en 2023, pero apenas harán el 27% de las reparaciones, es decir, las imprescindibles para que pueda seguir circulando.

Según el responsable de Mercado Posventa de Solera, José Luis Gata, aunque ya se hable del impacto del eléctrico en la posventa, considera que aún le quedan un par de décadas "como mínimo" para que sea una motorización representativa dentro del parque.

"El taller afronta ahora una realidad que todavía respira diesel y gasolina y donde importa más la edad del vehículo que el combustible que le hace rodar. Esto supone un desafío para que la posventa siga mejorando sus procesos con tecnología para ser más eficientes", explica Gata.

Lo más