Los funcionarios levantan la voz pidiendo también la equiparación salarial

Funcionarios de prisiones, de justicia, jueces, médicos, enfermeros, docentes... quieren aprovechar la espita que ha abierto el preacuerdo del Gobierno con policías y guardias civiles

Los funcionarios levantan la voz pidiendo también la equiparación salarial

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 14:38

 A rebufo de la negociación que policías y guardias civiles han llevado a cabo con Interior para equiparar su sueldo al de los Mossos d'Esquadra, la mayoría de los colectivos de funcionarios han levantado la voz para decirle al Gobierno que la brecha salarial con sus colegas autonómicos también se ha agrandado.

Como gráficamente lo expresan a Efe fuentes del CSIF, el sindicato mayoritario en la Función Pública, los funcionarios del Estado "han levantado la mano" para decirle al Gobierno: "Estamos aquí".

Funcionarios de prisiones, de justicia, jueces, médicos, enfermeros, docentes... quieren aprovechar la espita que ha abierto el preacuerdo con policías y guardias civiles, que supondrá, si todo va bien, que un policía cobrará a final del periodo una media de 561 euros al mes más y un guardia de 720 euros. CSIF está planteando la equiparación salarial y resalta que desde el proceso de transferencias a las autonomías, la balanza salarial se ha inclinado a favor de los funcionarios de las comunidades y ha dejado a los del Estado en una situación de agravio. Porque, según este sindicato, desde 2010 los funcionarios del Estado han perdido el 20 por ciento del poder adquisitivo y se han perdido 163.000 empleos.

Los números cantan. El Estado paga un 25 por ciento menos que las autonomías. Las diferencias retributivas oscilan entre los 1.000 euros anuales de menos que cobra un personal laboral en labores de mantenimiento y servicios, y los 21.600 euros de menos que cobra un funcionario A1 (titulado superior) respecto al País Vasco. Esta misma tarde, el presidente de CSIF, Miguel Borra, reclamará en el Congreso un Pacto de Estado que, entre otra cosas, permita reducir las diferencias en las condiciones laborales.

"Los empleados públicos somos un elemento que cohesiona el Estado y trabajamos para que todos los españoles reciban los mismos servicios y prestaciones, vivan donde vivan. Hemos garantizado con profesionalidad el funcionamiento de las administraciones en momentos muy duros de la crisis. Es hora de que se nos compense y se nos trate por igual en todos los ámbitos, ha dicho Borra a EFE. En un momento en el que se negocia con Hacienda la subida salarial en la Función Pública, el "qué hay de lo mío" pone al Gobierno de Mariano Rajoy ante un torrente de reivindicaciones. Estas son las principales:

JUECES Y FISCALES

Las siete asociaciones de jueces y fiscales han pactado un calendario de protestas que incluye movilizaciones en sedes judiciales, concentraciones, paros parciales y hasta una huelga, fijada provisionalmente para el próximo 22 de mayo, si el Ministerio de Justicia no atiende a sus peticiones.

Entre otras cuestiones, reclaman la actualización de su régimen salarial, que consideran "desfasado" tras quince años sin cambios, además de propuestas para despolitizar el CGPJ o aumentar la plantilla. "No estamos para amenazas sino para trabajar conjuntamente para encontrar soluciones", les ha respondido el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

FUNCIONARIOS DE JUSTICIA

Cuatro sindicatos (CCOO, CSIF, STAJ y UGT) se han unido para llevar al Ministerio 10.000 firmas de trabajadores para reclamar la equiparación salarial con los funcionarios de las comunidades con esas competencias transferidas.

Se consideran los funcionarios "peor tratados" de todo el Estado desde el punto de vista retributivo y reclaman una subida "sustancial" tras el recorte de 2010 y la congelación posterior.

FUNCIONARIOS DE PRISIONES

Los funcionarios de prisiones ya han salido a la calle en demanda de mejoras salariales y de un aumento de la plantilla. En términos retributivos, reclaman su equiparación con los funcionarios de Cataluña, única comunidad autónoma con esa competencia transferida.

De momento, el Ministerio del Interior les ha contestado que su situación no es comparable con la de policías y guardias, lo que no ha hecho sino aumentar su indignación ya que, dicen, son parte de departamento y de la seguridad del Estado.

LETRADOS JUDICIALES

Los letrados de la administración de Justicia, anteriormente denominados secretarios judiciales, también se han unido para reclamar la adecuación salarial de ese cuerpo, una reivindicación que han postergado durante años "por responsabilidad social".

Ahora, "dado que la situación parece haber cambiado", consideran que es "impostergable" su petición.

MILITARES

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"Precariedad laboral y retributiva". Así califica la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) la situación de los militares, indignada por la "falta de interés" del Gobierno en resolverla.

Igualmente, la asociación de suboficiales de las fuerzas armadas ha reclamado la revisión de las retribuciones del colectivo y su equiparación con la Policía y la Guardia Civil.

El Ministerio de Defensa ha iniciado un estudio para analizar las diferencias retributivas entre militares y agentes de las fuerzas de seguridad.

MÉDICOS Y ENFERMEROS

Los médicos saldrán a la calle el próximo 21 de este mes porque, según la Confederación Estatal de Sindicatos Médico, han perdido entre un 25 y un 30 % de poder adquisitivo. Denuncian también los 17 modelos sanitarios en España que retribuyen de forma diferente igual trabajo.

No es comparable la situación de los empleados públicos sanitarios con la de los guardias civiles y policías, porque a los primeros les pagan las comunidades.

Por eso, sus demandas, como ha resaltado el SATSE, se centran en esa recuperación del 30 %, como cifra el sindicato de enfermeros.

DOCENTES

Asegura UGT que los docentes cobran hoy lo mismo que hace ocho años. Solo su sueldo base y los trienios vienen establecidos en los Presupuestos Generales del Estado, pero los complementos de destino, específicos, etc... son diferentes según las comunidades, lo que vuelve a poner sobre la mesa diferencias salariales por el mismo trabajo.

Y mientras un maestro asturiano de primaria percibe 1.975 euros al mes, uno en el País Vasco gana 2.382 euros, según UGT.

OTROS

Otros colectivos, como la Policía Municipal, también se han puesto en pie de guerra. En esta ocasión, no por una demanda salarial, pero se movilizarán para que de una vez por todas el Gobierno apruebe la jubilación anticipada de estos agentes.

Sin olvidar que al Gobierno le ha salido otro "grano" incómodo, los jubilados, que callados durante la crisis porque en muchos casos fueron el sostén de sus familias, han levantado ahora su voz para exigir pensiones dignas

Lo más