Los indicadores no acompañan en Europa y el ánimo de los inversores decae

Los avances de los mercados internacionales animan las compras en las bolsas españolas

 

Julio Muñoz

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:53

Los flojos datos de pedidos industriales publicados este lunes en Alemania, muy por debajo de lo previsto al sufrir su mayor caída en año y medio, sugieren que las fábricas de la principal economía europea podrían ralentizar su ritmo en los próximos meses.  Se empieza así a poner en evidencia las primeras consecuencias de la guerra comercial abierta por Estados Unidos.

Ante la ausencia de otras referencias, este dato ha sembrado de nuevo las incertidumbres en las bolsas españolas devolviéndola a la senda de los números rojos después de empezar la sesión con cierta animación alcista siguiendo la estela de los mercados asiáticos.

Finalmente, el índice Ibex 35 ha perdido un 0,18 por ciento al cierre para salvar por escaso margen la cota de los 9.700 puntos, lastrado por la debilidad general mostrada por los “blue chips”. Santander, BBVA, Telefónica, Iberdrola e Inditex han cerrado con caídas del orden del 0,4 por ciento.

La atención de los inversores se ha centrado de nuevo en el grupo de alimentación DIA. La compañía ha vivido una sesión muy volátil,  con grandes subidas y bajadas, para acabar con una tímida mejora del 0,42 por ciento. El viernes pasado subió un 17 por ciento entre rumores sobre el posible interés del grupo Amazon por adquirir la compañía de distribución española.

Este lunes se ha conocido además las intenciones de Bankinter de sacar a final de año una nueva socimi al mercado. El grupo inmobiliario, denominado Atom Hotels, cuenta de momento con 23 hoteles de 4 y cinco estrellas repartidos por España con un valor superior a los 500 millones. El  objetivo es repartir un dividendo del 5 por ciento anual a todos sus accionistas. Noticia que apenas ha afectado a la cotización de la entidad.

Fuera del selectivo ha vuelto a brillar Almirall. El laboratorio ha sumado una ganancia del 12,3 por ciento, al 7 por ciento de subida registrado el viernes tras conocerse la compra de un portfolio de cinco productos de la división dermatológica médica de Allergan en Estados Unidos. La compañía abonará 475 millones de euros más otros 85 millones variables, para lo cual se tendrá que endeudar fuertemente.

El euro, por su parte, ha seguido debilitándose y a punto ha estado de perder el nivel  de 1,15 dólares. Todo ello en un mercado de divisas especialmente preocupado por la fuerte depreciación del yuan chino, una de las justificaciones utilizadas por EEUU para aumentar los aranceles a las importaciones del gigante asiático.

El precio del petróleo se ha movido  moderadamente estable en las inmediaciones de los 73,5 dólares por barril  pendiente ahora de la batería de sanciones que impondrá Estados Unidos a Irán. 

Lo más