Lagarde pide estímulos fiscales y reformas estructurales para reforzar la política del BCE

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:32

Los riesgos para el crecimiento de la zona euro siguen a la baja, pero son menos pronunciados, pendientes de las relaciones comerciales con EEUU

Los riesgos para las perspectivas de crecimiento de la zona euro continúan inclinados a la baja, aunque "son menos pronunciados", según ha señalado la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, quien ha intensificado su llamamiento a los gobiernos de la eurozona para acometer reformas estructurales y aprovechar el margen fiscal para reforzar el efecto positivo de la política monetaria, que continuará siendo muy laxa para impulsar el retorno de la inflación a niveles próximos al 2%.

"Es necesario acelerar de manera sustancial la implementación de políticas estructurales en los países de la zona euro para impulsar la productividad y el potencial de crecimiento, así como reducir el desempleo estructural e incrementar la resiliencia de los gobiernos", ha reclamado Lagarde en su comparecencia ante los medios de comunicación, después de que el Consejo de Gobierno del BCE haya mantenido sin cambios su política monetaria y sus medidas de estímulo.

La francesa ha subrayado la importancia de que aquellos países con margen fiscal tomen medidas de manera "eficaz y oportuna", mientras que los gobiernos con una deuda pública elevada deben actuar de forma prudente para cumplir con sus metas de equilibrio estructural.

"En la zona euro, hay una expansión fiscal muy leve en estos momentos", ha lamentado Lagarde, quien, sin citar expresamente a Alemania y Países Bajos, ha señalado que "dos de los países que tienen espacio fiscal están estudiando ahora seriamente cómo expandir fiscalmente sus respectivos presupuestos". "Hay un progreso", ha constatado.

Cuestionada por el impacto de los bajos tipos de interés en los ahorradores alemanes, la presidenta del BCE ha defendido que una manera de lograr estabilidad de precios es generar crecimiento, señalando que los tipos bajos e incluso negativos, han permitido crear millones de empleos.

"No difiero de mi antecesor en que contar con la política fiscal correcta, incluyendo bajadas de impuestos y más gasto, podría ser de ayuda para intensificar el efecto de la política monetaria", ha apuntado.

RIESGOS COMERCIALES.

En el análisis macroeconómico del BCE, Lagarde ha destacado que los riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro, incluyendo los relacionados con factores geopolíticos, el proteccionismo y las vulnerabilidades en los mercados emergentes, "siguen inclinados a la baja, pero se han vuelto menos pronunciados" a medida que parte de la incertidumbre en torno al comercio internacional está disminuyendo.

En este sentido, la francesa ha apuntado que el acuerdo de primera fase rubricado la semana pasada por Estados Unidos y China "tiene diversas consecuencias", ya que por una parte reduce la incertidumbre, aunque también tendrá consecuencias para terceros países que se verán afectados indirectamente por el impacto del acuerdo en los intercambios comerciales.

"El comercio es un elemento importante en nuestras consideraciones y al evaluar los riesgos a la baja, el acuerdo comercial entre EEUU y China ha reducido ligeramente la incertidumbre, pero es necesario evaluar el impacto sobre neto para la zona del euro", ha apuntado.

No obstante, Lagarde se ha mostrado optimista respecto de las relaciones comerciales entre EEUU y la UE, después del reciente encuentro entre Ursula Von der Leyen y Donald Trump, aunque ha indicado que el BCE "vigilará muy de cerca la evolución de los acontecimientos".

Lo más

En directo3

Tiempo de Juego

Escuchar

TRECE al día

Ver TRECE