PRECIOS CONSUMO (Previsión)

El IPC baja del 2 % por primera vez en siete meses tras caída de seis décimas

El índice de precios de consumo (IPC) ha caído seis décimas en noviembre, hasta el 1,7 % anual, gracias a la contención de la energía y ha perdido así la cota del 2 % en la que llevaba instalado seis meses consecutivos.,Este indicador adelantado publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) refuerza la previsión de que la inflación de diciembre ronde el 1,6 %, con lo que la Seguridad Social se ahorraría una paga compensatoria a los pensionistas.,La caída de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:51

El índice de precios de consumo (IPC) ha caído seis décimas en noviembre, hasta el 1,7 % anual, gracias a la contención de la energía y ha perdido así la cota del 2 % en la que llevaba instalado seis meses consecutivos.

Este indicador adelantado publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) refuerza la previsión de que la inflación de diciembre ronde el 1,6 %, con lo que la Seguridad Social se ahorraría una paga compensatoria a los pensionistas.

La caída de seis décimas del IPC -la más brusca del último año- se debe a la bajada de la cotización del crudo, que se ha traducido en descensos de la electricidad y de los carburantes, partidas ambas con mucho peso en la cesta de la compra con la que se mide la evolución de los precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares españoles.

El IPC se disparó a comienzos de 2017 impulsado por los precios energéticos y alcanzó tasas del 3 %, hasta que a mediados del año se contuvo, para comenzar 2018 en el 0,6 %. Así, se mantuvo en torno al 1 % hasta que en mayo se situó sobre el 2 % y así se mantuvo por seis meses consecutivos.

Este mes el IPC ha perdido por fin esa cota y por primera vez en siete meses queda por debajo del 2 %.

El indicador adelantado del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que usa el mismo método de medición en todos los países de la zona euro- también ha quedado en el 1,7 % interanual.

Sólo en noviembre, el IPC ha caído el 0,1 % respecto a octubre, tras tres meses consecutivos de avances, aunque el dato armonizado refleja un descenso de dos décimas. En cualquier caso, desde 2014 no se registraba un descenso mensual en noviembre, según ha apuntado hoy la asociación de autónomos Uatae, que espera que esta moderación se mantenga de cara a las Navidades.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) también celebra esta contención que "facilitará mucho las cosas a los autónomos" y que hace prever que el cierre del año sea similar e incluso inferior, ya que el Brent se está negociando a menos de 60 dólares el barril.

"Estamos observando una fuerte desaceleración de los precios de la energía, incluso superior a lo que teníamos previsto", ha explicado a Efe Diana Posada, de Analistas Financieros Internacionales (AFI), que prevé que la inflación de diciembre y el IPC medio de todo el año también ronden el 1,7 %, así como la de los primeros meses de 2019.

La economista senior de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), María Jesús Fernández, ha reconocido a Efe que el dato del IPC es dos décimas menos de lo que esperaba y ve previsible que en diciembre se contenga incluso hasta el 1,6 %.

El dato de diciembre es importante porque sirve de referencia para revisiones salariales y de precios de muchos contratos y convenios, y también porque se espera que lo utilice el Gobierno para determinar si es necesario realizar una paga compensatoria a los pensionistas.

Desde 2011, cuando el Gobierno del PSOE congeló las pensiones -salvo las mínimas y no contributivas-, los pensionistas no han vuelto a percibir la paga compensatoria, que se calculaba con la inflación de noviembre.

En los últimos años, las pensiones se han subido únicamente el 0,25 %, pero el actual Gobierno las ha revalorizado este año el 1,6 % y se ha comprometido a realizar una paga compensatoria si la inflación sube más de ese porcentaje, tomando diciembre como referencia.

Si se tomara el dato de noviembre de referencia, como se hacía antaño, la Seguridad Social se vería obligada ahora a desembolsar unos 128 millones de euros. Si finalmente el IPC de diciembre queda en el 1,6 % el erario se ahorrará ese gasto.

Aunque la contención de la inflación es una buena noticia para las arcas públicas y para los consumidores de energía, el profesor de Esade Juan Ignacio Sanz recuerda que para la economía es más conveniente tener un IPC cercano al 2 % y advierte de que habrá que estar "ojo avizor" a la inflación subyacente, que se conocerá el próximo 14 de diciembre, porque dará pistas sobre la intensidad de la desaceleración económica que está ya registrándose a nivel internacional.

"Los componentes de la inflación subyacente siguen siendo robustos y sugieren que esa estimación del 2 % sigue siendo plausible", coincide igualmente Santiago Carbó, catedrático de economía de Cunef y director de estudios financieros de Funcas.

Lo más