INTOXICACIÓN MERCURIO

Intoxicados con mercurio en Azsa encaran primera semana en huelga de hambre

Los intoxicados con mercurio que permanecen en huelga de hambre desde el pasado martes frente a la fábrica de Azsa de San Juan de Nieva prosiguen con su protesta, físicamente debilitados, con dolores musculares y sensación de mareo, según relatan.,Víctor Calota, Carlos Martínez y David Román permanecen acampados en huelga de hambre frente a la fábrica de San Juan de Nieva en representación de los 49 trabajadores de la empresa Ingeniería Montajes Norte (IMSA) que realizaban

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:52

Los intoxicados con mercurio que permanecen en huelga de hambre desde el pasado martes frente a la fábrica de Azsa de San Juan de Nieva prosiguen con su protesta, físicamente debilitados, con dolores musculares y sensación de mareo, según relatan.

Víctor Calota, Carlos Martínez y David Román permanecen acampados en huelga de hambre frente a la fábrica de San Juan de Nieva en representación de los 49 trabajadores de la empresa Ingeniería Montajes Norte (IMSA) que realizaban en diciembre de 2012 tareas de mantenimiento en la planta de tostación de Azsa, donde fueron expuestos a mercurio y otros metales pesados, que con el tiempo les ha ido acarreando graves dolencias.

En las últimas horas han recibido la visita de un médico particular y está previsto que se sometan a una revisión que se ha comprometido a tramitar la alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero.

Los huelguistas piden un equipo médico multidisciplinario especializado en intoxicaciones por mercurio, porque aseguran que la situación empeora con el tiempo con la presencia de cinco casos de párkinson, pérdida de campo visual y de oído, polineuropatías, cefaleas, lumbalgias, depresiones crónicas o pérdida de memoria reciente, entre otras dolencias.

También exigen a la Consejería de Sanidad y a la mutua Fremap el cumplimiento de sus obligaciones en cuanto a atención médica adecuada, y a departamento de Servicios y Derechos Sociales, ayudas para aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión social.

Rechazan el contenido de un comunicado emitido hoy por la empresa en el que asegura siempre ha manifestado la máxima disposición para alcanzar un punto de encuentro que mejore la situación de los trabajadores intoxicados por mercurio en sus instalaciones.

Azsa asegura que ha cumplido "escrupulosamente" todos los acuerdos alcanzados con ellos, así como sus obligaciones legales, superando las obligaciones exigidas por ley.

"No es cierto. Han cumplido el protocolo entre 2014 y 2016 y después dejaron de cumplirlo, pese a que no tenía fecha de caducidad", ha explicado a Efe Víctor Calota,

El protocolo conllevaba atención médica especializada y también determinadas indemnizaciones a los trabajadores afectados.

Lo más