Boletín

DIÁLOGO SOCIAL (Resumen)

Gobierno sigue trabajando en un acuerdo social para cambiar reforma laboral

El Gobierno "sigue trabajando" en un acuerdo con sindicatos y patronal para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, pese a que CCOO ha avanzado hoy que se había cerrado ya un preacuerdo sin el visto bueno de la patronal.,No obstante, ninguna de las partes ha corroborado el anuncio del sindicato CCOO, ya que tanto el Gobierno, como UGT y la patronal CEOE siguen dando por abierta la negociación y no consideran cerrado ningún preacuerdo.,CCOO ha anunciado esta

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:47

El Gobierno "sigue trabajando" en un acuerdo con sindicatos y patronal para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, pese a que CCOO ha avanzado hoy que se había cerrado ya un preacuerdo sin el visto bueno de la patronal.

No obstante, ninguna de las partes ha corroborado el anuncio del sindicato CCOO, ya que tanto el Gobierno, como UGT y la patronal CEOE siguen dando por abierta la negociación y no consideran cerrado ningún preacuerdo.

CCOO ha anunciado esta mañana que Gobierno y sindicatos habían alcanzado un preacuerdo para restablecer la ultraactividad (vigencia ilimitada) de los convenios colectivos y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, la recuperación del subsidio para mayores de 52 años o la limitación de la subcontratación.

La secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, ha añadido, además, de que este pacto no había contado con el acuerdo de CEOE-Cepyme e instado al GObierno a que utilice "de manera inmediata" cualquier vía legal para poner en marcha estos cambios.

En un comunicado, UGT ha considerado que no hay nada cerrado todavía, pero ha manifestado que las propuestas tratadas van en la buena dirección en los temas que ha avanzado CCOO y que la negociación está en un proceso final.

Para UGT, el acuerdo final pasa por incluir medidas que considera fundamentales como universalizar a todos los sectores productivos del país el contrato de relevo que ya está incluido en el recién aprobado Plan Reindus, ya que, si no, sólo algunos trabajadores podrán acceder a la jubilación parcial.

Desde el Ministerio de Trabajo, se han limitado a decir que "la mesa de diálogo social sigue trabajando" y a indicar que, "como siempre, informará cuando se alcancen los acuerdos".

Previamente, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha participado en un desayuno informativo en el que ha asegurado que la mesa de diálogo social trabaja para sacar adelante una serie de reformas, que están "bastante avanzadas", aunque con más acuerdo de los sindicatos que de los empresarios", ha reconocido.

Entre estas materias, ha indicado, está la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, con la posibilidades de descuelgues, la ultraactividad de los convenios o la subcontratación.

En el caso del registro horario, la ministra ha manifestado que implantará esta medida "por coherencia", aunque no logre el apoyo de la CEOE, que se posiciona en contra.

Según un documento interno de la CEOE al que ha tenido acceso Efe, el registro horario incrementará la burocracia y los costes empresariales, al tiempo que representa una "vuelta a lo antiguo" y conllevaría problemas de aplicación, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas (pymes).

La postura de los empresarios sobre la subcontratación no desentona demasiado con la de los sindicatos, ya que precisan delimitar el concepto de "propia actividad" de la empresa como la que forma parte del ciclo productivo de la actividad de la empresa principal, excluyendo las "tareas complementarias o no nucleares".

Además la patronal considera que si la empresa auxiliar tiene convenio propio, el régimen salarial sólo debería aplicarse si su cuantía es superior a la que se aplicaría si no existiera el convenio de empresa.

Según el citado documento, tanto en la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial como en el caso de la ultraactividad, la CEOE defiende mantener prácticamente los cambios que introdujo la reforma laboral.

Para la ministra, el objetivo en la mesa de diálogo social es alcanzar los acuerdos por consenso, porque así son más duraderos".

No obstante, ha añadido que, "si hay algún disenso", intentará que sea "tranquilo y no virulento", al tiempo que ha reconocido la distancia que separa al Gobierno de la patronal en algunos asuntos, un extremo que también comparte la CEOE que de momento no da por cerrada ninguna de las mesas de diálogo social.

Lo más