Boletín

El Gobierno pedirá a la UE que evalúe el impacto del acuerdo con Sudáfrica en el sector citrícola

El Gobierno pedirá a la UE que evalúe el impacto del acuerdo con Sudáfrica en el sector citrícola

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:43

Pese a reconocer la "tendencia alcista" en las importaciones, no cree que pueda deducirse que sean las causantes de la crisis del sector

El Gobierno pedirá a la Comisión Europea que, tras la aplicación provisional del acuerdo comercial con Sudáfrica, las autoridades europeas realicen a medio plazo (3-5 años) un estudio de evaluación de impacto para comprobar sus efectos y las consecuencias en el sector citrícola.

Así lo confirma el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria, recogida por Europa Press, a pregunta del diputado valenciano de Izquierda Unida, Ricardo Sixto, que pedía al Gobierno una valoración sobre el impacto de este acuerdo en este sector y planteaba la necesidad de revisarlo "por sus efectos negativos sobre los productores de cítricos europeos".

Por su parte, el Gobierno señala en su respuesta que el citado acuerdo entró en vigor en noviembre de 2016, por lo que cree que "se debe esperar un tiempo para ver la evolución de las relaciones comerciales en el nuevo escenario".

En todo caso, puntualiza que para dar marcha atrás en algunas de las concesiones otorgadas en el acuerdo habría que aplicar la llamada cláusula de salvaguardia, una vez se compruebe que las importaciones aumenten de tal manera que causen o amenacen con causar un perjuicio grave a la industria nacional.

En este sentido, el Gobierno subraya que antes de presentar una propuesta a la Comisión "habría que verificar si se dan las condiciones objetivas para evaluar que hay un daño o amenaza de daño grave" y no sólo con los datos de importación, apostilla, sino también de ventas, descensos de producción, productividad, o caídas en el empleo y en los precios.

"EXHAUSTIVO SEGUIMIENTO DE LAS IMPORTACIONES"

Por otro lado, el Gobierno analiza también en la respuesta la evolución de las importaciones en la Unión Europea de naranja procedente de Sudáfrica, señalando que en 2017 se registró un aumento de las importaciones del 10%.

Una "tendencia alcista", reconoce, pese a la cual considera que "a día de hoy no puede deducirse que sean las importaciones comunitarias las causantes de la situación del mercado que experimenta el sector", ya que considera que estas importaciones "se han mantenido, con carácter general, bastante estables en los últimos años".

En todo caso, el propio Gobierno subraya que "está llevando a cabo un exhaustivo seguimiento de las importaciones de terceros países, y especialmente de aquellos con los que la UE tiene un acuerdo comercial, como el caso de Sudáfrica", y que ello "permitirá detectar cualquier evolución contraria a los intereses del sector citrícola español".

"Y, en caso de constatarse perturbaciones del mercado achacables a las importaciones de determinados orígenes, el Gobierno tomará cuantas medidas sean de su competencia, notificando a la Comisión Europea dicha situación", apostilla el Ejecutivo en su respuesta.

Lo más