COPE

La energía de fusión se presenta como una alternativa de futuro al problema energético

El objetivo de la investigación de fusión es desarrollar una planta de energía respetuosa con el clima y al medio ambiente

La energía de fusión se presenta como una alternativa de futuro al problema energético

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:35

Mientras el precio de la luz sigue con una tendencia al alza. Son muchas las preguntas que surgen sobre las posibilidades que existen en relación con alternativas más baratas y limpias. En este sentido, en los últimos meses ha tomado fuerza el concepto de 'fusión nuclear', también conocida como energía de fusión, que se presenta al mundo como la energía limpia que todo el mundo estaba buscando.

La fusión nuclear consiste en intentar replicar los procesos del Sol en la Tierra. No se debe confundir con la fisión y los residuos radiactivos que esta deja. En definitiva se trata de una fuente de energía de gran rendimiento y muy limpia.

Hasta hace pocos años, conseguir este hito parecía cosa de ciencia ficción, pero ya no es así. La perspectiva de la fusión nuclear como una fuente viable de energía ha mejorado de forma notable.

ITER, la mayor apuesta por la fusión nuclear

Tras una década de diseño y fabricación, la empresa norteamericana General Atomics ha enviado a Francia el primer módulo del Solenoide Central, el imán más potente del mundo. Se trata del componente central del ITER, una máquina diseñada para reproducir a escala de planta energética el proceso fusión del Sol y que está siendo construida en el sur de Francia por 35 países asociados.

La misión del ITER, construido ya en un 75%, es demostrar que la energía de la fusión de hidrógeno puede crearse y controlarse en la Tierra. La energía de fusión es libre de carbono, segura y económica. Los materiales para alimentar la sociedad con la fusión de hidrógeno durante millones de años son fácilmente abundantes.

El ITER es una colaboración de 35 países asociados: la Unión Europea (más el Reino Unido y Suiza), China, India, Japón, Corea, Rusia y Estados Unidos. La mayor parte de la financiación del ITER consiste en la aportación de componentes, que cuando se ensamblen, formarán el Tokamak del ITER, un "sol en la tierra" para demostrar la fusión a escala industrial. Este acuerdo impulsa a empresas como General Atomics a ampliar su experiencia en las tecnologías futuristas necesarias para la fusión.

El Solenoide Central, el mayor de los imanes del ITER, estará formado por seis módulos. Completamente ensamblado, medirá 18 metros de alto y 4,25 metros de ancho, y pesará mil toneladas. Inducirá una potente corriente en el plasma del ITER, ayudando a dar forma y controlar la reacción de fusión durante los pulsos largos. A veces se le llama el "corazón palpitante" de la máquina ITER.

Su fuerza magnética es lo suficientemente potente como para levantar un portaaviones 2 metros en el aire. En su núcleo, alcanzará una intensidad de campo magnético de 13 Tesla, unas 280.000 veces más fuerte que el campo magnético de la Tierra. Las estructuras de soporte del Solenoide Central tendrán que soportar fuerzas equivalentes al doble del empuje de un despegue del transbordador espacial.

El objetivo de la investigación de fusión es desarrollar una planta de energía respetuosa con el clima y al medio ambiente. Como el sol, produce energía de la fusión de núcleos atómicos. Debido a que el fuego de fusión necesita temperaturas que excedan los 100 millones de grados para encenderse, el combustible, a saber, un plasma de hidrógeno de baja densidad, no debe entrar en contacto con las paredes frías de los recipientes. Confinado por campos magnéticos, está suspendido dentro de una cámara de vacío casi sin contacto.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar
Directo Herrera entrevista a Corbí, ex Coronel Jefe de la UCO

Herrera entrevista a Corbí, ex Coronel Jefe de la UCO

Ver