COPE

ESPAÑA DESEMPLEO

Empleo destruido, inactivos o teletrabajo: cifras de una EPA sin precedentes

La Encuesta de Población Activa (EPA), que se realiza desde 1964, es uno de los indicadores más completos de la situación del mercado laboral con información sobre ocupados, parados o inactivos y ha reflejado el duro impacto de la COVID-19 en el segundo trimestre de este año con 1 millón de empleos destruidos.,Estas son las diez principales cifras que recoge sobre la evolución del empleo en abril, mayo y junio de este año, meses marcados por las medidas más estrictas de co

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:19

La Encuesta de Población Activa (EPA), que se realiza desde 1964, es uno de los indicadores más completos de la situación del mercado laboral con información sobre ocupados, parados o inactivos y ha reflejado el duro impacto de la COVID-19 en el segundo trimestre de este año con 1 millón de empleos destruidos.

Estas son las diez principales cifras que recoge sobre la evolución del empleo en abril, mayo y junio de este año, meses marcados por las medidas más estrictas de confinamiento por la pandemia.

1. EMPLEO DESTRUIDO: 1.074.000 personas dejaron de estar ocupadas durante este trimestre, el mayor descenso para un trimestre desde que comenzó a publicarse la EPA. De esta cifra, 22.000 ocupados son del sector público y 1.052.000, del privado.

2. OCUPADOS: 18.607.200. Personas de 16 años o más que durante la semana de referencia -sobre la que se les pregunta en cada EPA- estuvieron trabajando "al menos una hora" de forma retribuida. En esta cifra entran también quienes teniendo trabajo estuvieron temporalmente ausentes del mismo por enfermedad, vacaciones o por estar en un ERTE. Es la menor cifra en cuatro años.

3. OCUPADOS QUE NO TRABAJARON: 4.706.200. Fue el total de ocupados que no trabajaron en la semana anterior a cuando fueron entrevistados. Aquí entran diversas causas como vacaciones, enfermedad o excedencias pero el grueso de la cifra, inédita en la EPA, viene de los trabajadores en ERTE: 3,4 millones de personas apuntaron estar sin trabajar por paros parciales de empresas (1,6 millones) o por regulaciones de empleo (1,8 millones).

4. OCUPADOS QUE EFECTIVAMENTE TRABAJARON: 13.901.000. Con estas cifras de empleo destruido y ocupados que no trabajaron por algún motivo, esta fue la cifra de personas que efectivamente trabajaron y que supone solo el 35,14 % de la población en edad de hacerlo.

5. HORAS TRABAJADAS: -22,6 %. Con esta situación, este fue el descenso que sufrieron las horas de trabajo respecto al trimestre anterior.

6. EMPLEO TEMPORAL: 671.900 empleos temporales destruidos en el trimestre, frente a los 361.400 indefinidos, del total de 1.033.300 asalariados menos. O lo que es lo mismo: casi siete de cada diez empleos destruidos fue temporal, lo que deja la tasa de temporalidad en el 22,3 %, el mínimo desde el segundo trimestre de 2013.

7. SECTOR SERVICIOS: 816.900 ocupados que dejaron de estarlo en el sector servicios, que lideró la destrucción de empleo del trimestre con ocho de cada diez puestos de trabajo perdidos.

8. PARADOS: 55.000 nuevos parados en el segundo trimestre hasta sumar 3.368.000. En esta categoría de parados no entran todos los que han perdido su empleo ya que, según la definición de la OIT, deben haber estar buscando activamente empleo, algo inviable en pleno confinamiento.

9. INACTIVOS: 1.062.800 personas que pasaron a la inactividad, es decir, que ni trabajaron ni estuvieron buscando empleo. Se trata del mayor incremento de la serie y lleva el total de inactivos hasta los 17.588.700, también el más elevado de la historia.

10. TELETRABAJO: 3.015.200 ocupados, el 16,2 % del total, que trabajaron desde su propio domicilio "más de la mitad de los días". Este porcentaje supone multiplicar prácticamente por cuatro los niveles de 2019 cuando era del 4,8 % con 951.800 personas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar