COPE

Economía.- Qantas gana un 91% menos en su último ejercicio fiscal por la crisis del coronavirus

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:02

Qantas obtuvo un beneficio antes de impuestos de 124 millones de dólares australianos (75 millones de euros) en su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 30 de junio, lo que supone un 91% menos en comparación con el anterior, en un ejercicio marcado por el colapso del tráfico aéreo con la pandemia del coronavirus.

La compañía califica la primera mitad del ejercicio como "fuerte", con ganancias brutas de 771 millones de dólares australianos (466 millones de euros), seguido de "un colapso casi total en la demanda del tráfico aéreo" en la segunda mitad por la crisis del Covid-19 y las restricciones fronterizas, que originaron caídas en sus ingresos de 4.000 millones de dólares australianos (2.420 millones de euros).

A nivel legal, el grupo informó de pérdidas antes de impuestos de 2.700 millones de dólares australianos (1.632 millones de euros), debido principalmente a las pérdidas de 1.400 millones de dólares australianos (847 millones de euros) de amortizaciones no monetarias de activos, incluida la flota A380 y a los 642 millones de dólares australianos (388 millones de euros) de costes de despidos excepcionales y de reestructuración del negocio para su recuperación.

"La rápida actuación para reducir radicalmente los costes y poner gran parte del negocio de los vuelos en hibernación ayudó a minimizar el impacto financiero de esta extraordinaria secuencia de eventos", ha detallado el grupo, que de abril a final de junio ingresó un 82% menos, mientras que sus costes de efectivo se redujeron en un 75%, lo que limitó la caída del beneficio subyacente antes de impuestos en el segundo semestre de 2020 a 1.200 millones de dólares australianos (726 millones de euros).

"El impacto de Covid en todas las aerolíneas es claro. Es devastador y será una cuestión de supervivencia para muchas. Lo que hace diferente a Qantas es que entramos en esta crisis con un balance sólido y nos movimos rápido para ponernos en una buena posición para esperar la recuperación", ha destacado el consejero delegado del grupo, Alan Joyce.

Joyce ha destacado las decisiones "muy difíciles" que han tomado en los últimos meses para "garantizar" su futuro, como el recorte de más de 6.000 puestos de trabajo, de los que 4.000 habrán finalizado en septiembre, y la congelación de unos 20.000 empleos adicionales de forma temporal.

EVOLUCIÓN POR COMPAÑÍAS.

En el mercado doméstico, Qantas obtuvo un beneficio neto de explotación (Ebit) de 173 millones de dólares australianos (104 millones de euros), tras una caída del 50% en sus ingresos en la segunda mitad del ejercicio.

Su aerolínea regional Jetstar registró un Ebit de 112 millones de dólares australianos (68 millones de euros). El grupo espera que su cuota de mercado regional crezca del 60% al 70% con la recuperación del mercado por la reducción de la flota de su principal competidor, que ha cerrado su compañía de bajo coste.

De su lado, Qantas International logró un Ebit de 56 millones de dólares (34 millones de euros), motivado principalmente por el desempeño de Qantas Freight y el incremento del comercio digital.

Los negocios internacionales de Jetstar experimentaron pérdidas provocadas por el cierre de fronteras. Los vuelos nacionales en Nueva Zelanda esperan volver a su capacidad casi total para finales de agosto, pero sigue siendo flexible dadas las restricciones cambiantes.

Por su parte, Jetstar Asia en Singapur ha reduciendo su flota y su fuerza laboral en más del 25%, mientras que Jetstar Japón reanudó todas las rutas nacionales en julio y planea operar el 75% de la capacidad pre-Covid en agosto.

AYUDAS PÚBLICAS

El grupo ha detallado las ayudas públicas recibidas por el impacto del Covid-19 en su negocio, que a 30 de junio ascendieron a 515 millones de dólares australianos (311 millones de euros) en bruto.

Después de los costes por los vuelos operados, estas ayudas fueron de 15 millones de dólares australianos (9 millones de euros). "El nivel de apoyo que se recibirá en el año fiscal de 2021 dependerá de la actividad de vuelos", ha pronosticado la firma.

En concreto, 267 millones de dólares australianos (161,5 millones de euros) recibidos correspondieron a ayudas para el pago de subsidios para sus trabajadores.

FLOTA Y PREVISIONES

Como parte de su plan de recuperación a tres años, Qantas recaudó 1.400 millones de dólares australianos (846 millones de euros), además de 1.750 millones de dólares australianos (1.058 millones de euros) en deuda de largo plazo garantizada durante la segunda mitad del ejercicio.

El plan, anunciado en junio, prevé 15.000 millones de dólares australianos (9.071 millones de euros) en beneficios durante tres años por la reducción de la actividad, con un ahorro de costes anual de 1.000 millones de dólares australianos (604 millones de euros) a partir del año fiscal 2023 a través de ganancias de eficiencia en todo el grupo.

Asimismo, Qantas anticipa nuevas reducciones significativas en su gasto de capital para el próximo año, con el aplazamiento de las entregas para su flota de 787-9 y de A321neo. El grupo llevará a cabo un retiro anticipado de su flota de Boeing 747 y de más de 100 aviones ahora almacenados, lo que reducirá su coste de mantenimiento.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar