DESEMPLEO PRESTACIONES

El Congreso debate el jueves la recuperación del subsidio de 430 euros

El Pleno del Congreso debate el jueves la convalidación o derogación de la reforma del extinto Plan de Activación para el Empleo (PAE), y que perseguirá recuperar la ayuda de 430 euros mensuales a parados de larga duración después de que este programa decayera el pasado 30 de abril.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 10:48

El Pleno del Congreso debate el jueves la convalidación o derogación de la reforma del extinto Plan de Activación para el Empleo (PAE), y que perseguirá recuperar la ayuda de 430 euros mensuales a parados de larga duración después de que este programa decayera el pasado 30 de abril.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, presentará la reforma del PAE en el Congreso, que beneficiará a unos 42.000 desempleados, en su mayoría mujeres, y que supondrá un coste aproximado de 53 millones de euros.

El pasado 3 de agosto el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto Ley para permitir que aquellas personas que tenían concedido el subsidio de 430 euros en el Plan de Activación para el Empleo y que habían visto suspendido su cobro, pudieran recuperarlo.

La reforma de este plan afectará a un 65 % de mujeres que se encuentran en situación especialmente vulnerable, ya que habían agotado todo tipo de ayudas y tienen responsabilidades familiares.

La dotación presupuestaria para estas prestaciones, no obstante, ya está contemplada dentro de los Presupuestos Generales de Estado de 2018.

El anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy introdujo una enmienda para que este año se creara una subsidio extraordinario y temporal por desempleo de 430 euros mensuales con el fin de no dejar desprotegidos a posibles beneficiarios de este tipo de ayudas económicas.

El principal objetivo del Gobierno del PSOE es que puedan recuperar el subsidio tras finalizar la vigencia del PAE aquellas personas que vieron suspendida su prestación ya concedida pero que causaron baja temporal (por encontrar un empleo, por ejemplo) y luego no se pudieron reincorporarse al programa ni tampoco acceder a otro subsidio, ya que era incompatible.

La nueva norma que debate el Pleno del Congreso esta semana pide que en los supuestos de baja temporal establecidos en la norma se pueda producir la reincorporación al subsidio hasta que concluya el desarrollo del programa.

Además establece que el período de tiempo durante el que el trabajador se encuentre en situación de baja temporal en el programa, sin percibir la ayuda económica, no se compute a efectos del período de duración de la ayuda.

De momento el Gobierno cuenta con los votos favorables del PSOE, de Unidos Podemos y del PDeCAT, mientras que el PP previsiblemente también lo apoyará y el resto de grupos políticos aún no ha definido su posición.

El gobierno del PP ya trabajaba para sustituir tanto al PAE como al programa Prepara en una Renta Complementaria de Desempleo (RED), pero no pudo sacarla adelante por no tener el apoyo de los sindicatos ni de algunas Comunidades Autónomas.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, avanzó durante su primera comparecencia en la Comisión de Trabajo en el Congreso en julio que es urgente elaborar un mapa de las diferentes coberturas de prestaciones por paro que existen en España para identificar los colectivos que requieren más ayudas.

Abogó por elevar la cobertura de estas prestaciones a los colectivos más vulnerables, como jóvenes, mujeres o parados mayores de 45 años o de larga duración y recordó el compromiso del Gobierno de recuperar el subsidio a mayores de 52 años después de que el Ejecutivo del PP lo limitara a mayores de 55 años y lo ligara a determinadas rentas.

No obstante, el nuevo programa de subsidio asistencial que se establezca debe ser compatible con las ayudas autonómicas.

El 15 de diciembre de 2014 el gobierno del PP y los agentes sociales firmaron el "Acuerdo sobre el Programa Extraordinario de Activación para el Empleo" con el objetivo de mejorar la empleabilidad y dotar de nuevas oportunidades a los trabajadores desempleados con mayor dificultad de inserción.

El programa, extraordinario y específico, se dirigía a los trabajadores desempleados de larga duración con cargas familiares que se encontraban en una situación de especial necesidad, y que realizaban una búsqueda activa de empleo.

El programa fue prorrogado en dos ocasiones hasta el 30 de abril, cuando venció.

Lo más